El «panettone» de Vilalba crece y crece

La empresa Dispravia ha incrementado este año la fabricación alrededor de un 50 %, e incluso vende ya fuera de España una parte de la producción anual


VILALBA / LA VOZ

Vilalba, que tiene en el roscón su postre más característico, casi va camino de poder presumir de capital del panettone. Una empresa del municipio, Dispravia, ha sumado en esta campaña navideña un nuevo aumento a las cifras de otros años: las 100.000 unidades fabricadas en el 2017 han crecido hasta las 150.000, con un incremento del 50 %.

El aumento no solo es notable, sino que parece un escalón más en una subida que por ahora no se detendrá. Tino Graña, responsable de Dispravia, explicó ayer que ya había recibido comentarios de clientes con vistas a la próxima campaña, con mensajes que indicaban la necesidad de cerrar acuerdos en los próximos meses para conseguir panettone de esta empresa en el próximo otoño.

Galicia y el resto de España son las zonas a las que esta empresa manda el panettone, que se distribuye en diversas cadenas por villas y ciudades. Sin embargo, entre las novedades de este año está también el envío de una parte de la mercancía a Andorra. El aumento de la producción generó la necesidad de un aumento de la plantilla, que, por su parte, ha trabajado en un espacio más amplio. La empresa, que tiene la sede en el polígono de Sete Pontes, montó un nuevo obrador, de unos 1.500 metros cuadrados de superficie, en el que ya se realizan tareas.

Los panettones que se fabrican en las instalaciones de Dispravia tienen tres tamaños: una gran mayoría de la elaboración se centra en los de 500 gramos y en los de un kilo, aunque también, apunta Graña, se han fabricado piezas de 300 gramos por solicitudes de algunos clientes. Los de chocolate son los más abundantes, si bien los hay también con frutas.

Uno de los rasgos de la fabricación de panettone es que el producto se empieza a elaborar con meses de antelación, casi a finales de verano, ya que su llegada al mercado también tiene lugar bastante antes de la Navidad. Durante el otoño ya suele venderse, aunque la fecha final depende también de las circunstancias meteorológicas: un tiempo más caluroso de lo habitual suele causar algún retraso.

La empresa ha tenido ya contactos con proveedores sobre la próxima campaña, dado que se supone que el aumento de este año también puede ir seguido de otros. Mientras tanto, las perspectivas inmediatas de la empresa ya empiezan a a ajustarse a necesidades del calendario. Tras haberse iniciado y consolidado la fabricación de panettones, el próximo paso será el comienzo de la elaboración de orellas, de las que ya se han recibido pedidos para próximas semanas. Aunque se trata de un postre muy típico de Galicia durante el carnaval y en las semanas cercanas a esa fiesta, no hay en la comunidad empresas capaces de desarrollar un ritmo de fabricación como el que alcanza Dispravia en sus instalaciones.

;
Así se hace el auténtico panettone gallego Empezaron elaborando dulces más propios de la tierra, como melindres, bizcochos, tartas de almendra y su buque insignia, el roscón de Vilalba, pero llegó la oportunidad de ampliar mercado y no lo dudaron. Cada vez tienen más pedidos

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

El «panettone» de Vilalba crece y crece