Preludio con más luces que sombras

Segunda A El Lugo completó una pretemporada ilusionante y ya piensa en el Málaga


lugo / la voz

El Lugo despidió el pasado sábado la pretemporada y ya está centrado únicamente en la primera cita liguera en la que medirá sus fuerzas con el Málaga el próximo sábado a partir de las 19,30 horas en el Ángel Carro.

Los partidos amistosos únicamente sirven para que los equipos lleguen en buena forma al arranque liguero y las plantillas, normalmente con bastantes caras nuevas, comiencen a entenderse sobre el terreno de juego y asimilen los conceptos de los entrenadores. En el balance final de la pretemporada es más de sensaciones que de resultados y en el caso del cuadro rojiblanco en los ocho partidos hubo más luces que sombras.

Los primeros amistosos fueron ante los conjuntos en teoría más asequibles, Vilalbés y Viveiro, por lo que sirvieron esencialmente a los rojiblancos para comenzar a rodarse. Lo más positivo de este estreno fue el acierto rematador, ya que lograron 9 goles en dos compromisos en los que los defensas apenas estuvieron exigidos y fueron casi unos atacantes más.

El Pontevedra fue la primera prueba medianamente seria en un partido que terminó en igualada y en el que los lucenses tuvieron que remontar un gol para terminar empatando en un compromiso en el que cumplieron sin estridencias.

Prueba de fuego

La prueba de fuego fue en Xove ante uno de los rivales directos la próxima campaña el Real Oviedo, una cita en la que los rojiblancos demostraron una notable capacidad de reacción y espíritu de lucha hasta el último minuto que les permitió superar al cuadro asturiano con dos goles en las postrimerías del encuentro. El equipo mantuvo el nivel en la siguiente cita ante la Leonesa, partido en el que hicieron valer su calidad ante un contrario muy motivado.

Una de las fechas claves en la pretemporada fue el partido de presentación en el que los de Javi López se midieron con el Deportivo. La puesta de largo ante sus aficionados se saldó con una sensación agridulce. El equipo cuajó una buena impresión en lo que a nivel de juego se refiere, pero concedió los dos goles en acciones evitables. Lo más positivo es que los aficionados salieron contentos, a pesar del resultado adverso.

El partido que cerró el calendario de amistosos fue el pasado sábado en Viveiro ante la Ponferradina, encuentro que supuso el único borrón en el expediente de los rojiblancos en la fase preparatoria. El equipo no encontró en ningún momento los puntos fuertes de los que hizo gala en el resto de encuentros y fue superado por un rival notablemente inferior en calidad.

El técnico del Lugo, Javi López, diferenció claramente lo acontecido en las dos derrotas que el equipo encajó antes del arranque liguero. «Ante el Deportivo jugamos a un buen nivel y el equipo no generó ninguna duda. En el caso de la Ponferradina fue un borrón».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Preludio con más luces que sombras