Aquellos exploradores de Vilalba...

Una exposición repasa en la capital chairega el trabajo de aficionados a las cuevas, entre los que destacó un grupo de vilalbeses

.

VILALBA / LA VOZ

La Cova do Rei Cintolo, ubicada en la parroquia de Argomoso (Mondoñedo), funciona como un lugar de visitas, aunque restringidas, y como un espacio de interés para los espeleólogos. Así ocurre en realidad desde finales del siglo XIX, pues ya en 1873 el historiador mindoniense Villamil y Castro trazó una planta de la cavidad.

Si a ese autor se le puede asignar la condición de precursor de la espeleología, entre los pioneros debe figurar también un grupo de vilalbeses que a mediados del siglo pasado, cuando a la cueva acudían algunos grupos, se adentró en el interior. La expedición estaba dirigida y animada por el médico José Ramil, conocido por su afición a la prehistoria, y la integraban otros cinco vecinos más. Entre ellos estaba, por ejemplo, José Apenela, impulsor de diversas asociaciones y entidades de la capital chairega en décadas pasadas.

La imagen de los vilalbeses dentro de la Cova do Rei Cintolo puede verse estos días en el Museo de Prehistoria e Arqueoloxía de Vilalba (Mupav), que acoge una exposición dedicada a repasar las sucesivas investigaciones en esa cavidad. La muestra llega a la localidad por iniciativa del club coruñés Ártabros, dentro de las actividades programadas con motivo de sus 50 años de existencia.

Los vilalbeses que en 1954 entraron en la cueva se movieron por el sector central, hoy incluido en el itinerario que recorren las visitas guiadas, hasta unos 250 metros de profundidad. Eduardo Ramil, director del museo e hijo de José Ramil, asegura que se trató de una visita movida más bien por la curiosidad, aunque la estancia produjo resultados. Como otros que antes y después se decidieron a entrar en la Cova do Rei Cintolo, José Ramil trazó un croquis en el que aparecen distintas salas. Grupos conocidos en la espeleología gallega como Montañeiros Celtas (Vigo) o Ártabros (A Coruña) destacaron, en décadas posteriores, por sus trabajos.

La exposición es en cierto modo el prólogo de la iniciativa prevista para el próximo fin de semana, en el que Vilalba será sede de un campamento de espeleología organizado por Ártabros. Al interés mostrado por el club en celebrarlo en Vilalba se unió, explica Ramil, la buena disposición del Concello. El resultado serán dos días dedicados actividades teóricas y prácticas.

El próximo sábado, por la mañana se celebrará una mesa redonda sobre paleontología y arqueología en cuevas, mientras que para la tarde están previstos recorridos de los asistentes, repartidos en grupos, a distintas cavidades: la Cova dos Santos, situada en Galgao (Abadín), y la Cova do Rei Cintolo figuran entre los destinos.

La jornada terminará con una cena, en tanto que el programa del domingo incluye una visita a las instalaciones del Mupav.

Votación
1 votos
Comentarios

Aquellos exploradores de Vilalba...