Esplendor invernal en el Lóuzara

carlos rueda / francisco albo MONFORTE / LA VOZ

SAMOS

El río que une los municipios de Samos y O Courel adquiere una gran vistosidad durante las épocas de lluvias

01 feb 2020 . Actualizado a las 11:14 h.

El valle del Lóuzara, en el municipio de Samos, está considerado como una prolongación de la sierra de O Courel. El río que le da nombre -afluente del Lor- muestra una notable espectacularidad paisajística en su curso por este territorio de accidentado relieve, donde forma numerosas cascadas y saltos de agua. Su atractivo se incrementa en meses invernales gracias al aumento del caudal. Un recorrido de poco más de ocho kilómetros por carretera permite disfrutar de sus parajes más destacados.

La ruta empieza en A Ponte de Lóuzara, cerca del límite de Samos, O Incio y Folgoso do Courel. El punto de inicio está junto al puente que cruza el río y da acceso a la localidad. Aquí ya se puede ver una primera presa de la que parten dos canales cuya función era regar los prados de las márgenes y alimentar un molino harinero situado unos doscientos metros río abajo. En los dos primeros kilómetros, hasta Santalla de Arriba, la ruta corre paralela al río entre prados y bosques de ribera, en tramo de río muy apreciado por los pescadores donde se suceden rápidos, presas y pequeñas cascadas.

En el kilómetro 2,3 está la aldea de Santalla de Arriba, de la que parten varias rutas -destaca la que lleva a la aldea de Gamiz- y donde se halla la gruta conocida como Cova Grande o de Carballo. El acceso a su interior está cerrado por una verja.