«El color amarillo lo eligió porque destaca y no se confunde»


Elías Valiña, según cuenta su sobrino, llegó a O Cebreiro en el año 1958, acompañado de la su madre de este, Amelia, hermana del sacerdote. Después se les unió Pilar, otra sobrina del sacerdote. Toda la familia colaboró con él en la ejecución de el trabajo que realizó para difundir el Camino de Santiago.

El sacerdote, según recuerda su sobrino, fue invitado al programa de televisión La Clave, de José Luis Balbín y compartió tertulia con Sánchez Dragó. No se sintió cómodo en el programa. «Sánchez Dragó solamente hablaba de misticismo, y Elías se enfadó, y al terminar el programa se lo dijo al presentador».

«El Camino salió adelante por el empeño de Elías. Sin él no hubiera sido así», insistió López, que ahora regenta un negocio en O Cebreiro. «A Madrid, para ir a La Clave, fuimos con Elías una chica de aquí, que está de médica en Samos, y yo. Nos llevaron al hotel Palace y estuvimos dos días».

 El color de las flechas

José López tiene su propia versión de por qué el color amarillo para pintar las flechas. «Lo eligió porque se veía muy bien por la mañana y por la noche y porque no había ninguna señal en los senderos de los Pirineos de ese color. Allí las rayas eran marrón y blanco».

De ese color, una vez seleccionado, encontró una oferta de pintura para señalizar las carreteras, que no desaprovechó. «El amarillo -añadió- destaca y no se confunde».

Vive Camino

Toda la información sobre el Camino de Santiago en Vive Camino

Votación
0 votos
Comentarios

«El color amarillo lo eligió porque destaca y no se confunde»