Concellos poco emprendedores

La provincia solo aporta hasta ahora la quinta parte de los municipios que dan ayudas a empresas por instalarse


VILALBa / LA VOZ

La posibilidad de dar ayudas y facilidades a empresas fue acordada por la Xunta y por la Federación Galega de Municipios e Provincias en octubre. La iniciativa -con nombre en inglés, Doing Business Galicia- permite a los concellos que se adhieran al plan establecer una serie de bonificaciones para empresas interesadas en instalarse en su territorio.

Seis meses después -el presidente de la Xunta y el de la Fegamp firmaron el protocolo de actuación en octubre-, los municipios de Lugo no están entre los que más se han animado a sumarse al proyecto; sin embargo, también parece claro, como se ve en la tabla de la siguiente columna, que Ourense lidera la lista con gran distancia sobre las otras tres provincias.

Los once municipios lucenses adheridos son Cervo, Mondoñedo, Monforte, As Nogais, Ourol, Outeiro de Rei, Samos, O Saviñao, Taboada, O Vicedo y Xove. La lista es muy variada, ya que figuran municipios que llevan años apostando por la creación de suelo industrial con otros cuyos polígonos son muy pequeños.

Por otro lado, se ve también que algunos pueden ofrecer, además de las facilidades incluidas en el contenido del protocolo, la cercanía a autovías, mientras que otros están más alejados. La lista no está cerrada, ya que un municipio puede solicitar su entrada, que deberá ser aceptada y ratificada: por ejemplo, Cospeito ya dio ese paso, aprobando la petición en pleno hace meses.

Un concello que se incorpore a esta iniciativa puede aplicar a las empresas que se instalen bonificaciones en el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), en el Impuesto de Actividades Económicas (IAE) o en el Impuesto de Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO).

Hasta el 95%

Si las empresas crean más de 20 empleos, las bonificaciones pueden llegar al 95%; si crean entre 11 y 20, pueden alcanzar el 75%, y si crean diez o menos, pueden situarse en el 50%. Los ayuntamientos también se comprometen a fijar precios competitivos si disponen de parcelas de uso industrial de su propiedad, así como a mantener las ventajas fiscales al menos tres años desde el momento en que aprueban establecerlas.

Los casos de municipios con suelo industrial creado por iniciativa suya no son muy abundantes. Disponer de terreno catalogado como industrial permite que los concellos adheridos a esta propuesta lo incluyan en el Observatorio de Solo Industrial. Se trata de una iniciativa de la Xunta que centraliza la oferta de ciertos servicios -parcelas, naves y viveros de empresas, entre otros- para empresas de fuera interesadas en asentarse en Galicia. Por otro lado, los concellos que se sumen a este proyecto tendrán sobre los otros ventajas en el acceso a subvenciones relacionadas con el empleo.

Entre los municipios de Lugo, además, unos tienen polígonos promovidos por la Xunta (Xestur), y otros, por la Diputación (Suplusa), lo que supone precios distintos de unos a otros. Outeiro de Rei lleva años con una línea singular, desarrollando centenares de miles de metros de uso industrial muy cerca de la A-6. El resultado parece satisfactorio, al haber logrado el asentamiento de empresas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Concellos poco emprendedores