Los castaños también necesitan beber

El Ministerio de Agricultura financiará proyectos para proteger esta especie del cambio climático


lugo / la voz

«En agosto cocer e en setembro beber» es el viejo refrán con el que se solía predecir la producción de castañas en Galicia. Esto es pasado. El futuro de las plantaciones profesionales pasa por contar con un sistema de regadío, según señaló el responsable de la empresa Alibós, con sede en Monterroso, Jesús Quintá. Las consecuencias del cambio climático, que llegan acompañadas de nuevas amenazas para los soutos, obligan al sector a tomar medidas para combatirlas. En el caso de Galicia, los caballos de batalla son la avispilla, que sigue ganando terreno, y la sequía. Entre las soluciones que apuntan, el regadío.

Alibós, líder en el sector industrial de la castaña, forma parte del grupo operativo nacional Saluscastanea, uno de los 45 que recibirán ayudas del Ministerio de Agricultura para preservar y recuperar el ámbito del castaño. Lo harán mediante técnicas innovadoras para el control de plagas y enfermedades.

La aplicación de estas técnicas constituye el punto de partida de este grupo, que integran siete entidades. Entre ellas figuran la Asociación de Productores Agrosilvestres de Galicia; Tragsa; el Servicio Regional de Investigación y Desarrollo Agroalimentario (Serida), del Principado de Asturias y la Asociación Berciana de Agricultores es El responsable de Alibós señaló que el proyecto al que se acaban de incorporarse a nivel nacional es muy ambicioso.

«Un dos nosos obxectivos -apuntó Quintá- é que as administracións se impliquen na loitas contra os problemas do sector da castaña. Cada vez xorden máis, como consecuencia do cambio climático, que é xa moi evidente». «Nós xa estamos regando castiñeiros e imos seguir na mesma liña, porque non nos queda outra», añadió.

Sector estratégico

Quintá, que sostiene que el sector de la castaña es estratégico para Galicia -mueve 40 millones de euros al año e implica a unas 10.000 personas- es un defensor del riego de los soutos. «A rega -señaló- é necesaria sempre. É coma calquera froito, cantos máis coidados se lle apliquen, mellor».

El administrador de Alibós va más allá e insiste en que el riego en la castaña puede servir también para adaptar las producciones de las plantas jóvenes y para incrementar las cosechas de las variedades de mayor demanda..

«En Francia -abundó - xa o están a facer e con moi bos resultados». «E se na rega -añadió- se lle engade fertilizante, é posible obter entre un 20 e un 30 por cento máis de colleita».

«Hai zonas -explicó- que non producirían senón se lles aportara auga as árbores». Según Jesús Quintá, «En Galicia a administración ten que habilitar axudas para iso. A longo prazo e rendible e da seguridade».

El responsable de Alibós, empresa que en este año efectuó la plantación de 170 hectáreas de castaños en Lugo, Ourense y Pontevedra, considera que para estas fincas se debería contemplar la posibilidad de regar. «Son variedades -dijo- de alto valor engadido e estas árbores teñen menos defensas que as adultas».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Los castaños también necesitan beber