«Aquí quen mando son eu»

Paco Pestana fue el último en sentirse agredido de forma verbal esta semana y ahora estudian denunciarlo


lugo / la voz

El Museo Interactivo de la Historia de Lugo (MIHL) va a verse inmerso próximamente en un curioso conflicto judicial porque un peón del servicio de aguas del Ayuntamiento de Lugo que hace de director del MIHL volvió a protagonizar un escándalo que en esta ocasión va a acabar en los tribunales. El encargado de mantenimiento, M. Á. F, se enfrentó a gritos en días pasados al artista Paco Pestana para intentar impedirle que introdujese la bicicleta en el museo parar recoger algunas piezas de su exposición. Cuando el artista trataba de entrar en el MIHL, el mencionado encargado se dirigió a él a gritos, con frases como «aquí quen mando son eu» o «a bicicleta non entra aquí, máis que por enriba do meu cadáver». Algunos juramentos y exabruptos, junto con una actitud desafiante y próxima a la agresión completaron una situación que Paco Pestana calificó de dantesca y más propia de una taberna pendenciera de los bajos fondos de una ciudad del siglo pasado que de un museo.

El artista dijo sentirse insultado y como ya no era la primera vez -ni mucho menos- decidió que iba a presentar denuncia para que el museo no siga viéndose envuelto en esta insólita situación que conocen todos los artistas y personas de la ciudad vinculadas al MIHL, a excepción de la concejala de cultura.

Mala educación habitual

Pestana recordó que este personaje se comporta con mala educación habitualmente. Por ejemplo, en su caso ya lo hizo cuando montó otras exposiciones anteriores, y le intentó prohibir también mediante exabruptos y juramentos que utilizase determinadas técnicas para instalar sus piezas. «Eu entendo que este señor non saiba que un museo é para colgar e para instalar pezas artísticas, pero o que non se entende é que a concelleira permita que siga nese lugar, insultándonos tanto coa súa ignorancia como coa súa falta de educación». Pestana recuerda que ya explicó a la concejala otras broncas y espectáculos de mal gusto de este empleado delante de público, de artistas de dentro y fuera de Lugo, e incluso delante de comisarios de prestigiosas instituciones como el MACUF.

Hacer el ridículo

Paco Pestana recuerda que este empleado tomó decisiones como colocar dos leones de Sargadelos junto a una instalación del artista lucense que consistía en una plantación de patatas. Decisiones grotescas y sin ningún tipo de criterio ni conocimiento que dan una pésima imagen del museo y de la ciudad. Pestana asegura que si no les ha puesto fin la concejala, será el juzgado quien tenga que hacerlo, aunque se empañe todavía más la imagen del MIHL.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos
Comentarios

«Aquí quen mando son eu»