Puerto de Ancares, una historia abierta

La cartografía oficial utiliza la decisión del Gobierno de 1961 para definir que el alto de montaña es de Lugo y no de León


lugo / la voz

El alcalde del municipio leonés de Candín, el popular José Antonio Álvarez, fue muy claro cuando supo que el Instituto Geográfico Nacional (IGN) -tras una petición de informe hecha por La Voz de Galicia- marcó que el puerto de Ancares pertenece a la provincia de Lugo y señaló: «No hubo acuerdo y nunca lo habrá». Efectivamente, las discrepancias entre los ayuntamientos de Navia de Suarna y Cervantes con los de Candín e Ibias (Asturias) sobre los lindes son históricos.

Mientras, los vecinos de las tres provincias -salvo casos puntuales- siempre se han visto como «primos-hermanos», como señalaban estos días en las redes sociales a raíz de la publicación de la noticia de La Voz. Dicen que el ganado no sabe de límites y ha compartido y comparte brañas y montes de todos los concellos. Solo los responsables políticos han peleado por la delimitación.

Después de una larga historia de encuentros y desencuentros, una cumbre promovida por el Gobierno el 5 de julio de 1961 en el Marco do Pozo o de Xunquiñas sería la que decidiría el linde que hoy sigue vigente y que marca que el puerto de Ancares pertenece a la provincia de Lugo. A aquella histórica cita estaban llamadas las comisiones municipales de Cervantes, Navia, Candín e Ibias. Estos últimos no acudieron y el alcalde y los ediles de Candín abandonaron el encuentro en el debate del primer mojón. Al final, el acta la firmaron el alcalde de Navia (Ricardo Quindós) y el de Cervantes (Darío Castro), además de técnicos y el Jefe de Ingeniería de la Brigada Topográfica de Lindes y Replanteos. Este documento es el válido oficialmente a día de hoy, aunque se basó en la orden del Ministerio de la Gobernación de 24 de enero de 1961 en la que ya marcaba la división provincial.

Esta orden ministerial fue hallada el pasado noviembre en los Archivos Generales de la Administración, en Alcalá de Henares, cuando La Voz de Galicia solicitó un informe al Instituto Geográfico Nacional para que pusiese luz al conflicto que abrió la Diputación de León hace dos años cuando afirmó que iba a pedir explicaciones y un cambio en el mapa cartográfico. Fue en persona la jefa del Servicio de Delimitaciones Territorial, Elena Camacho, la que acudió al archivo de Alcalá, reunió todas las actas de deslindes (1949, 1952 y 1961) y elaboró una hoja registral para definir el límite jurisdiccional entre Navia y Candín. Como anécdota, Camacho señaló que a raíz de la petición de La Voz fueron más precisos en la definición provincial y Candín ganó un poco de terreno en los límites de Navia con Ibias, en la zona conocida como Barcias, junto a A Recacha. «Gracias a la petición de particulares, en este caso vosotros, se puede mejorar la cartografía», explica Elena Camacho sobre la petición de La Voz de Galicia.

La hoja registral que abrió la jefa de Delimitaciones, con fecha 1 de diciembre del 2017, comienza con una declaración de principios: es el Registro Central de Cartografía (RCC) el que marca cualquier mapa oficial que se quiera aplicar y en el caso entre Navia y Candín ofrece un mapa donde se define la división provincial claramente e incluye al puerto de Ancares dentro de la provincia de Lugo.

La hoja registral explica que siempre hay una «incertidumbre geométrica correspondiente a un rango de escalas entre 1:25.000 y 1:100.000, debido a la precisión de los métodos e instrumentos topográficos utilizados en su día por el Instituto Geográfico para su levantamiento y posterior trazado sobre el Mapa Topográfico Nacional», pero Camacho indica que las diferencias, si las hubiese, podrían ser de unos pocos metros. Y aunque también señala que algunas líneas, inscritas en la RCC, «pueden tener carácter ‘provisional’, es decir, carecen de valor jurídico porque en las actas de deslinde consta el desacuerdo entre los ayuntamientos limítrofes». En este caso la autoridad competente resolvió: «La respuesta es que ya hubo un expediente de divergencias que se resolvió con la Orden del Ministerio de la Gobernación, órgano instructor en esa época», señala Camacho.

Por lo tanto, esta es la línea oficial que marca el IGN y sobre la que se han hecho y se harán en el futuro todos los mapas oficiales, eso sí, mientras no se vuelvan a reunir las partes implicadas y decidan cambiarlas, algo impensable porque como ya señaló el alcalde de Navia, el socialista José Fernández, el puerto de Ancares siempre fue del Val do Rao. Otra cuestión, como piden los vecinos, especialmente de las aldeas leonesas de Suárbol y Balouta, es que las administraciones busquen soluciones a los problemas administrativos a los que sufren.

Lo que fueron durante años solo discrepancias entre ayuntamientos cobró esta década otra dimensión cuando los aficionados al ciclismo pusieron en conocimiento de los directivos de La Vuelta a España que existía en Os Ancares un puerto, con varias vertientes, que podría aportar espectáculo. La primera vez que se pasó -en 2011- camino de Ponferrada, fue tal el éxito que la dirección de La Vuelta repitió como meta en el 2012, y en el 2014 lo usó por la vertiente de Pan do Zarco, el Mortirolo español. La repercusión del puerto de Ancares acabó siendo mundial y ya es una referencia en el ciclismo. Tras llegar el puerto de Ancares a estas cimas de popularidad, debería abrirse una nueva historia en la cumbre que ya los romanos usaron para adentrarse en Galicia y plantar sus campamentos militares.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

Puerto de Ancares, una historia abierta