Al estilo de Mehdi Nafti

Millán Gómez

LUGO

Oscar Cela

01 may 2021 . Actualizado a las 13:34 h.

El Lugo volvió al origen. Al estilo de Mehdi Nafti, que estaba con diez puntos sobre el descenso cuando la última victoria. Inteligente Rubén Albés sabiendo adaptarse y simplificando: fútbol directo, segundos balones, caídas, sin riesgos en iniciación, atacar espacios y balón parado. El Lugo volvió a ser ese equipo en un contexto de muchísima menor confianza. El balón fue del Zaragoza, hasta que el Lugo mejoró en la segunda parte de la primera parte. Los lucenses fueron inferiores en la segunda mitad. Pero competitivos, diferente a lo ocurrido en las últimas seis jornadas tras el primer gol encajado. Los dos goles del Lugo, a balón parado, donde cuenta con numerosos jugadores capaces de generar y marcar. Pero también sufriendo mucho en ese aspecto en fase defensiva. Albés propuso un 4-1-2-2-1 con Fernando Seoane como pivote posicional y Chris Ramos como extremo izquierdo. Ramos volvió a la izquierda, como con Nafti. En una transición, el gaditano recordó a su primera vuelta. Seoane estuvo impecable en posicionamiento y recuperación. Es una garantía. Y Manu Barreiro, cuyo trabajo es impagable, como primer defensor en juego dinámico y a balón parado. Barreiro despejó balones cual central en varios balones parados. Diego Alende como lateral derecho no sufrió apenas por su banda, ganó duelos y se sumó al ataque en alguna ocasión. Siempre Frederico Venâncio. Y volvimos a ver al Juanpe Jiménez de la época de Mehdi Nafti recuperando balones y generando, especialmente con pases en profundidad. Los jugadores se sintieron más cómodos.

El Lugo retrocedió metros en la segunda mitad. De un bloque medio a un bloque bajo. La confianza manda. La entrada de Puma y Gerard Valentín como extremos hizo reaccionar al Lugo. De una ocasión del Puma llegó el 2-1 a través de un saque de esquina forzado por el panameño. Al equipo debe exigírsele más a nivel ofensivo. Pero esa poca profundidad es lógica con la dinámica actual. Alberto Varo no jugaba en Liga desde el 29 de septiembre de 2019 en la octava jornada de liga. Solo había disputado los dos partidos de Copa esta temporada. Rubén Albés explicó esta modificación por “un cambio de tendencia, de energía” por la dinámica. Acertó reforzando públicamente a Ander Cantero subrayando que “está a buen nivel”. Cantero es probablemente el jugador más regular. Varo estuvo seguro, salvo el penalti. Realizó su primera intervención en el minuto 35 con un despeje tenso y bien direccionado a un centro-chut. Y un paradón a Íñigo Eguaras en la segunda mitad. Recordó al nivel mostrado en la Copa 2018-2019 y en parte del inicio de liga pasada.

Y este equipo es más nuestro cuando juegan Seoane y Pita, Pita y Seoane.