Puertas al mar


Unos genios estos de la Xunta de Galicia discurriendo. No se les ha ocurrido mejor idea que querer ponerle puertas al mar, al campo ya se las pusieron hace tiempo con sus nefastas actuaciones agrarias y forestales, y han lanzado la idea, a lo que lleva no tener nada que hacer, de que el acceso a las playas gallegas se haga mediante cita previa. ¡Monstruos, que sois unos monstruos! Qué capacidad de desarrollo de las células pero, sobre ello, subyace, como siempre en la muchachada, el control del personal, el decir quién puede y quién no pegarse un chapuzón.

La propuesta, por ilógica, no merecía ni respuesta pero algunos alcaldes de zonas costeras, como es el caso de Foz, sí lo han hecho explicando que con los numerosos arenales abiertos al mar, con innumerables accesos, a ver quién es el guapo que controla las entradas y salidas, de ahí que las cabezas pensantes de la Xunta decidieran retirar la propuesta ante el estupor generalizado de la población.

Y ya que hablamos de despropósitos, tampoco está nada mal la ordenanza del gobierno central del uso obligatorio de mascarilla desde el pasado jueves: por otra parte, a la que no se le puede poner objeción, pues va en beneficio de nuestra salud. Sí es criticable el precio de las mascarillas, 90 céntimos en farmacias o 60 en hipermercados.

Partamos del supuesto de una familia de tres miembros, a mascarilla diaria por persona, supone un gasto mensual de 54 euros o bien de 81 según donde se compren lo que supone un gasto anual de 648 euros o de 972 euros, casi nada. Un sueldo mensual de una persona, los que lo cobran que cada vez son menos en esta tierra.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Puertas al mar