José Antonio Caneda: «Esta crisis nos hará mucho daño»

El presidente del Leche Río Breogán vislumbra un horizonte sombrío «para todos» y duda de la celebración del play-off de ascenso


El gran sueño de José Antonio Caneda (A Pobra de Brollón, 1951) al frente del Leche Río Breogán se tambalea. «La meta es ascender y consolidar al club en la ACB», confesaba a mediados de octubre, días después de haber sido proclamado presidente por el consejo de administración. El inminente regreso a la élite se entiende como una quimera incluso en el propio club, por las posibilidades remotas de que se vaya a disputarse la promoción exprés pensada por la FEB, además de por las trabas de la ACB, y hacerlo en un futuro no muy lejano se ha complicado por los daños colaterales de la pandemia, tal y como reconoce el mandamás.

-No ha tenido suerte en su estreno como presidente.

-No tuve suerte, no. Pero en este caso no ha dependido de nosotros. Se dado una ocasión excepcional, con la que nadie contaba, que nos ha cogido a todos, a todos sin excepción, con el pie cambiado. Me hubiera gustado completar mi primera temporada de otro modo.

-Vivió meses intensos antes de la suspensión de la temporada, entre lesiones, cambios en la plantilla, la irregularidad del equipo...

-Las lesiones, fundamentalmente, fueron nuestro gran problema. Y ahora que el equipo iba hacia arriba, de golpe y porrazo apareció esta situación que nos hará muchod año, no solo al Breogán, sino a todos los equipos.

-El Pazo expresó su enfado con el juego del equipo en determinados momentos.

-Es verdad que el equipo estuvo cuestionado. Hay cosas extraordinarias que no se pueden controlar, como las lesiones, y contra eso no podemos luchar. Nosotros tratamos siempre de tomar las mejores decisiones para el club.

-¿Lo pasa mal en el palco cuando el público pita al equipo?

-Claro que se pasa mal y entiendo que la gente quiera expresar su desacuerdo. Cuando estás en el palco ves las cosas de otra manera. Tienes que tomar decisiones y unas veces aciertas y otras no.

-De algunos jugadores se esperaba más.

-Quizás sí, aunque esos ya son aspectos técnicos en los que yo no debo meterme.

-El equipo era octavo cuando se suspendió la Liga. ¿Lo veía capaz de ascender o llegar al último peldaño de la escalera?

-Sí, eso lo tengo claro. Por lo que decía antes de que estábamos en una línea ascendente y porque el calendario que nos quedaba era más o menos asequible. De hecho, la voluntad del Breogán siempre fue buscar la manera de reanudar la liga y decidir los ascensos en la pista.

-El Breo fue uno de los primeros clubes en acogerse al ERTE. ¿No contemplaron otra alternativa?

-Pensamos que es la fórmula menos dañina para nuestros empleados. Algo había que hacer contra las consecuencias económicas de esta pandemia, que nos pasará factura a todos y descubre un panorama lleno de dudas.

-¿Qué le parece el play-off pensado por la FEB para resolver los ascensos?

-La federación es la que manda y la que decide, y tenemos que respetar las medidas que adopte. Defenderá siempre lo que considere que es mejor para el baloncesto.

-Esta nueva orden del Gobierno de que las personas que lleguen de fuera tengan que pasar una cuarenta dificulta todavía más la celebración de ese play-off.

-Ya era tremendamente difícil que pudiera jugarse y ahora lo es todavía más. Si sumas plazos no salen las cuentas para acabar antes del 30 de junio como dice el acuerdo.

-Si pudiera disputarse habría que decidir una sede. ¿A Lugo le interesaría?

-Claro que le podría interesar, pero el problema está en quién asume todas las responsabilidades que conlleva.

-Lo único seguro en todo esto es que hasta dentro de algunos menos no volverá a haber aficionados en las gradas. ¿Han pesando en alguna medida compensatoria para sus socios?

-Es un tema que está sin hablar porque creemos que es adelantarse a los acontecimientos. Hay muchas preguntas sin respuesta en estos momentos que condicionan las decisiones. Pero seguro que los compensaremos de alguna manera.

-¿Cuándo cree que se podrá volver a jugar con público?

-Buena pregunta... Se escuchan previsiones para todos los gustos, desde los que dicen que será en septiembre a los que dicen que no antes del 2021. Creo que es algo imposible de concretar.

-¿De qué manera afectará al Breogán esta crisis?

-Mucho. No solo al Leche Río Breogán, sino a todos los equipos. En patrocinadores, aficionados, subvenciones... En estos momentos todo son incertidumbres, no hay ningún dato real que te lleve a conocer el verdadero impacto de esta crisis, pero estoy seguro que el futuro no es nada halagüeño.

-¿Ya han mantenido contacto con alguno de los actuales patrocinadores?

-De momento ninguno porque estamos esperando al 25 para conocer si se acaba o no la liga. A partir de ahí nos pondremos manos a la obra con lo que sea.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

José Antonio Caneda: «Esta crisis nos hará mucho daño»