«Que no se corte esta buena racha»


Ton tres victorias consecutivas el Breogán empieza a asomar la cabeza y se acerca a un grupo del que se había descolgado. Se podrá hablar de tramo de calendario fácil, pero el primer objetivo se cumplió, que no era otro que tranquilizar el ambiente y acercarse a la zona noble, un lugar más acorde con el presupuesto, la historia y el arraigo social de este club. Es verdad que el premio gordo del ascenso directo aún está a dos triunfos de distancia. Ganar al Canoe era una obligación y se logró, y al mismo tiempo hay un hecho que no cabe discutir: el equipo se ha encontrado con la gran noticia de que Christian Díaz se ha convertido -¿alguien lo esperaba?- en el mejor base de la LEB a gran distancia del resto. Yo creo que en ACB circulan bastantes de menor nivel. A partir de ahí sigue habiendo algunas incógnitas; la primera, refrendar estas victorias ante rivales de más enjundia, y después que todos los interiores consigan tranquilizarnos y dejar de sembrar dudas. Salva Arco volvió a ponerse las botas con otra actuación estelar. Será muy necesaria su aportación en partidos más exigentes, que el de Madrid también lo fue. De hecho, un triple milagroso de Soluade, igual que en Granada, puso fin a la tortura de un partido en el que ganar era una obligación y una derrota volvería a revolver un ambiente apaciguado de momento. Y ahora a prepararse con calma para otro choque de alto voltaje. No hay partido intrascendente contra Melilla, está escrito, y este no iba a ser la excepción. Separados por tan solo una victoria, el perdedor quedará muy tocado. Esperemos que este Breogán en racha deje en mal lugar a quienes piensan que a las victorias ayudó el bajo nivel de los rivales.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Que no se corte esta buena racha»