Nuevo intento para que el puente de Cruzul sea BIC

Patrimonio dos Ancares presenta ante Bellas Artes un informe pidiendo el reconocimiento para este paso histórico en Becerreá

magen del libro de Adam Noe «Letter from Portugal and Spain», de 1809, donde llegan las tropas de John Moore para intentar evitar la voladura del puentes por parte de las tropas napoleónicas
magen del libro de Adam Noe «Letter from Portugal and Spain», de 1809, donde llegan las tropas de John Moore para intentar evitar la voladura del puentes por parte de las tropas napoleónicas

lugo / la voz

El Colectivo Patrimonio dos Ancares acaba de presentar la solicitud, dirigida a la Dirección General de Bellas Artes, del Ministerio de Cultura, para que declaren Bien de Interés Cultural (BIC) el puente de Cruzul, en Becerreá. El motivo de dirigirla a este organismo y no a la Xunta, explican, se debe a que es titularidad del Ministerio de Fomento ya que por ella pasaba la antigua Nacional VI.

El historiador e integrante del colectivo patrimonial Xabier Moure explica que en el 2009 ya lo había hecho el Concello de Becerreá, y Patrimonio dos Ancares en el 2015. «Se non fixemos antes outra solicitude é porque a Lei do Patrimonio Histórico Español de 1985 di que non se pode pedir de novo a súa declaración como BIC ata trascurrir tres anos dende a última petición. Desta volta temos a esperanza de que a Dirección General de Bellas Artes lle dea o visto bo, nesta nova solicitude, amplamente documentada, multiplicamos por tres os datos que achegamos na primeira ocasión».

Proyecto del puente de 1765
Proyecto del puente de 1765

 Nueva documentación

Para defender la importancia de este paso sobre el río Cruzul, afluente del Navia, el colectivo patrimonial ancarino presentó un informe de 23 folios, donde realizan una extensa descripción del bien patrimonial y de su historia, para justificar lo que motiva, según su criterio, su declaración como BIC. Además de varias fotos actuales, lo completaron con planos del proyecto de 1765 y varias láminas, grabados y fotos históricas, entre otras la primera imagen que se conoce del puente que figura en el libro de Adam Noel Letter from Portugal and Spain, editado en Londres en el año 1809, «e onde o xeneral británico sir John Moore relata cando chegou á ponte de Cruzul onde os soldados napoleónicos preparaban a súa voadura. Noel fai un debuxo da ponte onde figuran catro arcos en vez dos tres cos que conta na actualidade, feito que leva á conclusión de que se puído reconstruír posteriormente, perdendo un dos arcos, pero, como comprobou o propio Adam Noel, a ponte non foi voada polo que a reconstrución tivo que deberse a outras causas», explica Xabier Moure.

El puente en un dibujo aparecido en el Semanario pintoresco español en el año 1850
El puente en un dibujo aparecido en el Semanario pintoresco español en el año 1850

También presentan en el informe una lámina del siglo XIX que representa la retirada del ejército inglés por el puente de Cruzul perseguido por los franceses, y dibujos y fotos entre los años 1850 y 1960. «A imaxe que aparece no libro de Adam Noel é importante porque cremos que se trata dunha das máis antigas, no que a pontes se refire, de Galicia, o que demostra a importancia desta infraestrutura tanto no plano arquitectónico como histórico xa dende os primeiros momentos», relata Moure.

Esta «infraestrutura camiñeira» está ligada a la Guerra de la Independencia. Como señala Moure, en la comarca de Os Ancares, y por lo tanto en Becerreá, «a forte oposición da poboación á invasión francesa está bastante documentada. Ademais, moitísimos dos episodios foron transmitidos de xeración en xeración ata a actualidade, algúns dos máis importantes acontecidos na ponte de Cruzul. Tamén se conservan un bo número de lendas, como a que conta que cando moitos anos despois da súa construción lle presentaron as contas da ponte á raíña Isabel II, asombrouse do seu custo, dicindo que como era posible non ver obra tan cara dende o Palacio de Oriente de Madrid».

Lámina del siglo XIX que representa la retirada del ejército inglés durante la Guerra de la Independencia
Lámina del siglo XIX que representa la retirada del ejército inglés durante la Guerra de la Independencia

El puente de Cruzul es un ejemplo de obra civil proyectada por el ingeniero Carlos Lemaur que fuera nombrado por el Marqués de la Ensenada como director de obras del Camino Real de Acceso a Galicia, obra que fue ejecutada por sus sucesores, los ingenieros Balthasar Ricaud y Bartolomé Amphoux, durante el reinado de Carlos III. Como se explica en el informe enviado a la Dirección General de Bellas Artes en Madrid, las obras comenzaron entre los años 1776 y 1778, «se ben se descoñece cando remataron, aínda que é probable que xa estaría en funcionamento antes de concluír o século XVIII. O que si está ben documentado é que estaba finalizada a principios do 1809, cando a invasión de Galicia polo exército francés durante a Guerra da Independencia».

El puente de Cruzul tiene una longitud de 93 metros, una altura de 29 metros, y un ancho útil de calzada de 8 metros. Presenta tres arcos semicirculares. Consta de dos pilares centrales de sección rectangular de 4 por 8,5 metros. En el centro del puente hay un frontón, coronado con una pirámide de base rectangular, que poseía una inscripción, perdida en la actualidad, que según explica Moure «facía alusión, probablemente, á data de construción».

El puente dr Cruzul en la década de los 50 del siglo pasado, cuando se usaba en la N-VI
El puente dr Cruzul en la década de los 50 del siglo pasado, cuando se usaba en la N-VI

El historiador lucense destaca que se trata del único puente de la da provincia de Lugo vinculada al período Neoclásico y que a lo largo de más de 200 años actuó como una de las infraestructuras principales de la red viaria que comunicaba a Meseta con Lugo, A Coruña y Ferrol. «Estivo en funcionamento ata ben entrados os anos sesenta do pasado século XX, cando se construíu a actual Nacional VI. Hoxe en día só é utilizada para o tránsito local». 

Red Natura 2000

Por otra parte, el informe presentado por Patrimonio dos Ancares también hace referencia a que el puente se encuentra en un espacio natural de reconocida importancia, dentro de la Red Natura 2000, que ocupa una superficie de 618 hectáreas, contando con las figuras de protección de Zona de Especial Conservación (ZEC) y Lugar de Interese Comunitario (LIC). «Nas súas proximidades está o coñecido como Aciñeiral de Cruzul, un aciñeiral mediterráneo encravado nun dominio atlántico, cuxa presenza está asociada ao substrato rochoso calizo, ademais dun souto de castiñeiros que na parte máis elevada convértese nun bosque mixto grazas á presenza de carballos», explica Moure.

Y a nivel patrimonial, en las inmediaciones del puente de Cruzul se hallan varios bienes protegidos por Patrimonio, como el yacimiento paleolítico de Valdavara, el castro galaico-romano de Vilar de Ousón, la Casa-Torre de Cruzul y el un molino hidráulico. «A ponte, de incuestionable valor arquitectónica, contribúe a fusionarse coa paisaxe, a dotar a esta zona dun gran valor histórico e ecolóxico. Outorgarlle a distinción como BIC implicaría, ademais da súa protección e conservación, unha maior divulgación o que suporía un aliciente máis para atraer as visitas a esta zona, marcada nos últimos decenios por unha imparable despoboación», relatan en el informe enviado a Madrid.

Conseguir la declaración de BIC sería un nuevo espaldarazo para la comarca. Hace poco más de una semana el Consello d Xunta de Galicia declaró BIC el castro de Santa María de Cervantes, solicitud que hace un año hicieron el Colectivo Patrimonio dos Ancares y la Anpa do CPI de Cervantes, «polo que sería unha moi boa noticia que a Dirección General de Bellas Artes do Ministerio de Cultura incoara o expediente de BIC para a ponte de Cruzul».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

Nuevo intento para que el puente de Cruzul sea BIC