La A-54 ya es el recorrido más rápido para ir de Lugo a Santiago

La apertura del tramo Arzúa-Lavacolla está incrementado su volumen de usuarios


lugo / la voz

El pasado 24 de mayo, hace mes y medio, el Gobierno central abría al tráfico el tramo de autovía que transcurre desde las inmediaciones de Arzúa hasta Lavacolla. En total son 18,5 kilómetros de la A-54 que están cambiando la ruta que muchos conductores eligen para trasladarse desde Lugo a la capital gallega. Muchos de los que antes optaban por ir por Guitiriz, Curtis o Teixeiro, ahora optan por el tramo que discurre por Palas, Melide y Arzúa. Los usuarios habituales esta ruta han percibido más volumen de tráfico en la autovía, y en los pueblos (Melide y Arzúa), por los que todavía atraviesa el tramo de nacional pendiente de construir, se ve más tránsito. Tanto de coches particulares -muchos siguiendo etos meses ruta hacia las playas de las Rías Baixas- como de furgonetas o camiones.

Sobre el cronómetro, los 18,5 kilómetros de nuevo tramo permiten que Lugo y Santiago estén un cuarto de hora más próximas. Un tiempo que, sobre todo para los turismos, hace que merezca la pena ir por una A-54 que sigue inconclusa y que obliga a recorrer los cerca de 30 kilómetros por la N-547 que discurren desde el enlace de la autovía en Palas hasta la rotonda situada a 4 kilómetros de Arzúa en la que se empata de nuevo con la vía de alta capacidad.

Explican usuarios habituales que cubrir Lugo-Santiago por Palas, Melide y Arzúa ahora puede completarse en alrededor de 1 hora y 25 minutos, ahorrando 10 o 15 minutos respecto a hace un par de meses, en función del tráfico de la nacional.

Hasta la apertura del tramo Arzúa-Lavacolla de la A-54, una mayoría de usuarios, cada vez que debían desplazarse desde la ciudad amurallada a la capital compostelana, recurrían a la A-6 hasta Guitiriz y luego enlazaban con la N-634 pasando por Teixeiro, Curtis y Lavacolla. Este recorrido, de unos 118 kilómetros, les resultaba más rápido, pues se cumplimentaba en alrededor de 1 hora y 40 minutos. Un tiempo que ahora supera en casi un cuarto de hora el trazado por Arzúa tras la apertura del nuevo tramo de autovía. Además, ahora la diferencia en kilómetros es sustancial, yendo por Palas y Melide la distancia ronda los 18 kilómetros menos que por Guitiriz.

Eso sí, hay que tener en cuenta elementos como dónde se encuentra el punto de partida o el destino. Por ejemplo, si se sale de O Ceao para ir a tomar el enlace a Nadela y coger la A-54, la distancia se puede incrementar hasta los 116 kilómetros, mientras que por Guitiriz son menos de 110, explican profesionales del transporte que realizan el viaje con asiduidad.

El sector de los camioneros

«Se vas nun turismo, podes aforrar uns dez ou quince minutos, dependendo do tráfico que atopas nos pobos, pero se vas nun camión, cunha velocidade máxima de 90, depende de cara onde vaias», explica José Fernández, vicepresidente de Tradime, el colectivo que aglutina a los transportistas discrecionales de la provincia. «Por exemplo, se tes que ir tomar a saída de Nadela para coller a autovía, a diferenza de quilómetros é menor e apenas avanzas. Ademais, indo por Teixeiro é máis llana a estrada a pesar de ter máis pobos».

En lo que usuarios de turismos y camiones coinciden es en que cuanto antes se finalicen los tramos pendientes de la A-54, mejor. Para entonces, ya no habrá dudas. Lugo y Santiago quedarán a tiro de piedra.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La A-54 ya es el recorrido más rápido para ir de Lugo a Santiago