El infierno de El Arcángel no asusta a un Lugo motivado

LUGO

ÓSCAR CELA

«Tenemos que salir ante el Córdoba con el hambre del último partido», dice Luis Ruiz

10 abr 2019 . Actualizado a las 18:54 h.

Los seguidores del Córdoba están acostumbrados a salvarse por los pelos en las últimas jornadas del campeonato cuando todo el mundo los da por descendidos y esta campaña quieren repetir la gesta. La clave de su éxito son los partidos de casa y para lograrlo ya están calentando un año más a sus aficionados para que en la cita ante el Lugo del próximo domingo a las 18.00 horas les lleven en volandas, algo que no arredra a los rojiblancos, según dijo Luis Ruiz. «Ellos tienen, si cabe, todavía más necesidad de ganar que nosotros, por lo que el ambiente no debe de pesarnos en absoluto y debemos de salir al campo tranquilos y no dudar en ningún momento».

Luiz Ruiz tiene muy claro lo que debe de hacer su equipo para regresar con una victoria de El Arcángel. «Iremos a Córdoba a intentar ser verticales para llevarnos la victoria. Lo que queda son todo finales y así tenemos que afrontarla».

El defensa rojiblanco puso como ejemplo del trabajo bien hecho gran parte del partido que su equipo completó en la última jornada ante su público. «El último partido nos deja una sensación agridulce. Hasta el gol de Escriche fuimos superiores, teníamos el control, pero dimos un paso atrás y lo acabamos pagando con un empate», manifestó Luis Ruiz.

El lateral del cuadro que prepara Monteagudo es consciente de lo que precisan para continuar la próxima temporada en Segunda A. «La permanencia pasa por estar más juntos que nunca, ser sólidos atrás y tener arriba el hambre del último partido», dijo Luis Ruiz.

La relevancia de los puntos en juego, la presión del público y la calidad del rival, obligarán al Lugo a realizar un mayor esfuerzo para regresar de tierras andaluzas con los tres puntos. «La clave es ser un equipo unido y compacto. Juegue quien juegue hay que estar al 100%. Desde ahí se sacan los puntos», expresó Luis Ruiz.

Uno de los grandes problemas de los rojiblancos en los últimos meses es que son incapaces de mantener la intensidad en su juego hasta el pitido final, lo que les ha condenado a perder numerosos puntos en los tramo finales de los encuentros. «Es evidente que cuando nos suceden cosas así se acusa a nivel mental, por lo que tenemos que mentalizarnos que necesitamos no hacer ni la más mínima concesión hasta el minuto 95 de cada partido», dijo Luis Ruiz.

Pensamiento positivo

El vestuario no quiere permitir que se instale en él el pesimismo para afrontar los decisivos partidos que restan. «Estoy convencido de que necesitamos aferrarnos a las buenas sensaciones que vivimos en varios momentos de partidos como los de Alcorcón o el último ante Osasuna. Demostramos más que sobradamente que estamos capacitados para ganarle a cualquiera y a eso es a lo que tenemos que aferrarnos.

Los despiste puntuales en momentos importantes de los partidos están pasando factura al cuadro lucense. «Estamos pagando muy caro los errores. El otro día hicimos un trabajo enorme pero nos empataron. Debemos concienciarnos con no bajar la guardia ni medio segundo», especificó.

Preocupación por Pita

La plantilla del conjunto rojiblanco completó una sesión de entrenamiento en el campo de O Ceao en la que se ejercitaron al margen del grupo los lesionados Seoane, Leuko, Pita, Campillo y Menosse.

La no incorporación de Carlos Pita a la dinámica de grupo supone una seria preocupación, ya que pone en duda su presencia en la cita del próximo domingo en Córdoba, un encuentro en el que la presencia del capitán sería de vital importancia. En todo caso, quedan varios días para el partido y el coruñés podría recuperarse a tiempo para ayudar a sus compañeros en este complicado momento.

La ausencia del medio centro es todavía más grave teniendo en cuenta que tampoco estará en el compromiso en tierras andaluzas el futbolista que sería su sustituto natural, Carlos Gil, que rindió a un gran nivel en el último compromiso ante Osasuna y al que una cartulina amarilla le privará de formar parte de la convocatoria.