El Lugo está a la espera de un lateral izquierdo

LUGO

ALBERTO LÓPEZ

La marcha de Kravets y la lesión de Lis Ruiz obligan a Monteagudo a realizar pruebas para cubrir ese puesto

09 mar 2019 . Actualizado a las 05:00 h.

La marcha de Vasily Kravets al Leganés en el pasado mercado invernal no parecía a priori un problema demasiado grave para un Lugo que contaba para esa posición con un futbolista de totales garantías como Luis Ruiz, al que se unió el fichaje del internacional sub-21 ucraniano Orest Lebedenko, por lo que el puesto parecía quedar totalmente cubierto.

La mala fortuna quiso que Luis Ruiz sufriera una inoportuna lesión cuando parecía predestinado a ser el titular en la banda izquierda de los rojiblancos, que primero le apartó de las convocatorias y luego le privó de entrar en el equipo inicial al no estar recuperado por completo.

Orest Lebedenko es un futbolista de futuro que ya entró en alguna convocatoria, pero que precisa de tiempo para adaptarse a la ciudad, al equipo y a sus nuevos compañeros, por lo que por el momento es prematuro cargarle con la responsabilidad de entrar en el equipo titular.

Este inesperado panorama generó un serio problema a Alberto Monteagudo, obligado a improvisar una solución de emergencia en un momento en el que el equipo no pasaba por un buen momento de juego y también estaba obligado a incorporar casi de inmediato a los numerosos jugadores que llegaron en el mes de diciembre para apuntalar la plantilla.

El técnico rojiblanco tuvo que tirar de imaginación para improvisar soluciones y no se le puede negar que no las buscara por todos los medios. Uno de los primeros futbolistas a los que utilizó en ese puesto fue el multifuncional Iriome, que cumplió en las ocasiones en las que tuvo que jugar en defensa, pero es evidente que la experiencia del canario hace falta en otras partes del campo y el técnico buscó otras alternativas. Otra de las pruebas fue la de colocar a Juan Muñiz, pero el experimento con el asturiano solo duró unos minutos, ya que quedó claro que un hombre de su calidad no está hecho para perseguir al extremo rival. La tercera opción fue colocar a Campabadal a pierna cambiada. una alternativa que también funcionó a medias hasta que el lateral desapareció del once inicial y de las convocatorias en los dos últimos partidos.

La última opción fue incorporar a un central, José Carlos, como lateral, prueba que está funcionando bien al haber jugado el andaluz en sus inicios en esa posición, aunque no deja de ser una solución de emergencia para tapar una necesidad.

La opción del Lugo es que Luis Ruiz aproveche el parón de este fin de semana para recuperarse por completo y el equipo vuelva a contar de nuevo con un lateral izquierdo específico.