Cultura tendrá este año el plan director para Santa Eulalia de Bóveda

Bajó el nivel de humedad en el monumento, clave para poder actuar en las dañadas pinturas murales


lugo / la voz

Se cumple un año de la reapertura (tras estar varios meses cerrado) de uno de los monumentos más singulares de Galicia, el templo tardorromano de Santa Eulalia de Bóveda, y la Consellería de Cultura ya prepara para este 2019 el plan director que marcará su futuro, tanto a nivel de conservación como de difusión.

Con el fin de proteger al máximo esta joya levantada antes del siglo IV en el valle del Mera de Lugo (según la tesis doctoral del profesor Enrique Montenegro, un templo funerario levantado en honor al dios Dionisio), la Xunta «acometerá un Plan Director para o mesmo que se licitará ao longo deste ano e recollerá, entre outras cuestións, as actuacións relacionadas coa sua conservación».

Una resolución por unanimidad del Parlamento gallego en mayo del 2016, a instancias de la diputada del PSOE Concepción Burgo, y las denuncias públicas de historiadores y arqueólogos sobre el mal estado de conservación del monumento obligaron en los últimos años a la Xunta a buscar las soluciones urgentes para evitar el deterioro del templo, especialmente de sus pinturas murales, que estaban siendo dañadas por las filtraciones de agua en la cámara bufa y en la cubierta.

Los técnicos de Patrimonio intentaron en los últimos dos años reducir al máximo las condiciones de humedad, que estaban dañando los frescos, y aprovecharon que a finales del 2017 estuvo cerrado el monumento para la limpieza de canalizaciones y arquetas atascadas. Para poder actuar en la restauración de pinturas, los técnicos necesitan que se reduzca la humedad interior lo máximo posible, ya que se pueden desprender escamas de la pintura por la cristalización de las sales que existen en los muros soporte de los frescos y relieves.

Durante los últimos años se han analizado, entre otros, parámetros químicos, temperaturas, comportamientos higrotérmicos o colonizaciones biológicas, además de ir ensayando fórmulas tan básicas como no encender los ventiladores durante las 24 horas del día y adaptándolos a las circunstancias.

Con todos los datos recogidos y con los trabajos de limpieza y bajada de la humedad, Cultura espera que el plan director sirva al menos para conservar lo mejor posible un monumento casi viviente por su singular ubicación y, al menos, no cometer los errores de conservación que sí se produjeron en las últimas décadas.

Visitantes del 2018

Por otra parte, hay que destacar que a lo largo del pasado año (su reapertura se produjo el 23 de enero del 2018) visitaron Santa Eulalia de Bóveda 4.543 personas, 3.201 por la semana y 1.342 en el fin de semana, la mayoría los sábados. La cifra del 2018 es superior a la del 2017, cuando estuvo cerrado al menos tres meses, pero muy inferior al 2015, cuando se llegaron a registrar 6.876 visitantes o en el 2014, con 4.988.

El horario del templo prerromano es de 10.00 a 15.00 horas, de martes a sábado, aunque se pueden concertar visitas fuera de este horario (para más de siete personas), llamando al teléfono 982 160 124 o través del correo electrónico santaeulalia.patrimonio@xunta.gal.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Cultura tendrá este año el plan director para Santa Eulalia de Bóveda