Santos repite otra vez las mejoras en Infanta Elena anunciadas hace 20 meses

El proyecto, aprobado por la Xunta de Goberno municipal, supone 1,5 millones


lugo / la voz

Concello y Diputación volvieron a anunciar ayer, de nuevo, el «desdobramento e humanización» de la avenida Infanta Elena. Lo hicieron como consecuencia de la aprobación del proyecto por parte de la Xunta de Goberno de la institución municipal. No es la primera vez que la ciudadanía es informada de una obra de gran necesidad porque el tramo, en el que en algún momento está previsto intervenir, supone un grave peligro tanto para el tránsito de vehículos como de personas. Se trata del trayecto que va desde la rotonda que da acceso al centro comercial y también al supermercado Lidl y la denominada glorieta 25 de Novembro, que es la que permite una conexión con la N-640 que conforma la ronda que da acceso a As Gándaras. El presupuesto de la primera fase de los trabajos es de 1,5 millones de euros que financia básicamente el organismo provincial.

Dos anuncios similares, pero con protagonistas diferentes. El 15 de marzo de 2017, la alcaldesa, el presidente de la Diputación y el concejal de obras del Ayuntamiento de Lugo se presentaron en el lugar para anunciar que se iniciaban los estudios técnicos y que los trabajos podrían empezar a finales del mismo año.

Ayer, en vez del edil de obras del Concello, estaba el portavoz municipal y el presidente de la Diputación dejó sitio al diputado provincial de relaciones institucionales, Álvaro Santos, que anunció lo dicho hace 20 meses. En esta ocasión, el inicio de las obras no quedó establecido, aunque sí explicaron que en el mes de marzo del año que viene, aproximadamente, podrían salir a concurso los trabajos.

El proyecto está repartido en dos fases. La primera está ya lista, y bastante avanzada, aunque faltan algunas cuestiones relativas a la expropiación, que afectó a 37 fincas, pero no frenarían el inicio del «desdobramento e humanización». La segunda fase de expropiaciones, dijeron ayer, está en marcha.

En el tramo que va desde el enlace de la Ronda Norte hasta Paulo Fabio Máximo, la vía pasará de una vía de 11 metros de ancho con un único carril por cada sentido a una calzada de 30 metros de ancho. En la parte derecha tendrá dos carriles de circulación (en la salida hacia O Ceao) y tres en la derecha. En ambos lados habrá carriles bici. Serán construídas aceras en ambos lados de algo más de cuatro metros cada una. Tendrán arbolado, bancos y papeleras. El tramo dispondrá de una mediana de 1,40 metros con césped y árboles. Está previsto que haya alumbrado led.

En la rotonda de Paulo Fabio harán obras para dar continuidad a peatones y ciclistas.

La expropiación de la primera fase, pendiente de algunos trámites, afectó a 37 fincas

En la avenida habrá bancos, árboles, papeleras y dispondrá de una medianera

El tráfico por el lugar ronda los 8.500 vehículos diarios

La alcaldesa dijo que este abandonado tramo es una de las arterias de comunicación más destacadas de la ciudad. De acuerdo con los datos aportados ayer, tiene un tráfico diario superior a los 8.400 vehículos con un índice de 711 camiones al día. Además, se trata de un trayecto muy utilizado por los peatones a pesar de que no hay aceras y de noche falta luz.

«O desdobramento e humanización desta vía suporá unha mellora substancial da seguridade e accesibilidade de condutores, viandantes e ciclistas. É, polo tanto, un proxecto central dentro do noso modelo de cidade co que buscamos un Lugo máis cómodo, accesible e humano, con máis e mellores espazos públicos para uso público», dijo la alcaldesa.

Credibilidad

A este paso, hasta los periódicos serán poco creíbles. Antaño se anunciaba una obra en el boletín oficial. Luego se hacía una foto del día de inicio de los trabajos. Y otra foto el día de la inauguración. Ahora, las cosas de la administración son tan complicadas que los periódicos tienen que contarlas tantas veces que ya los lectores se aburren y las odian.

Casi 150 puntos de luz de bajo consumo y carriles para fomentar el uso de la bicicleta

Además del enlace entre la ronda Norte y Paulo Fabio Máximo, hay el tramo que va entre la glorieta de esta última avenida y la del 25 de Novembro, que da acceso a la carretera de Asturias y Pontevedra. La alcaldesa contó que la vía tiene 30 metros de ancho y está completamente urbanizada. El objetivo de las obras «é darlle continuidade ao trazado e circulación de peóns, bicicletas e vehículos, redistribuíndo o espazo das calzadas para que quede igual que o treito Ronda Norte-Paulo Fabio Máximo; deste xeito, pasarase dos actuais dous carrís por cada sentido a establecer na marxe dereita dous carrís de circulación de vehículos sentido O Ceao e un carril bici con ambos sentidos de circulación, segregado do tráfico rodado. Na marxe esquerda haberá tres carrís de circulación, sentido centro da cidade. As beirarrúas quedan como están, con 2,40 de ancho cada unha, ao igual que a medianeira, que seguirá tendo cinco metros de ancho, pero acondicionarase con árbores. Ademais haberá 144 puntos de luz led», contó la alcaldesa.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Santos repite otra vez las mejoras en Infanta Elena anunciadas hace 20 meses