Llamamiento para espantar temores en el Lugo

Segunda A El Lugo precisa ganar al Córdoba y club y afición van de la mano para lograrlo


lugo / la voz

La trayectoria del Lugo en Segunda División A siempre había sido bastante plácida. El fantasma de un posible descenso apenas había merodeado por el Ángel Carro desde que los rojiblancos militan en el fútbol profesional y por eso nadie quiere perder esa tranquilidad.

Esta temporada el irregular comienzo liguero del equipo hace que se encuentre actualmente con la misma puntuación, 13, que el Reus Deportivo, equipo que marca el límite del descenso a Segunda B.

Con esos condicionantes, no es de extrañar que tanto los jugadores como el propio club consideren el partido del próximo sábado a partir de las 18 horas con el Córdoba en el Ángel Carro como la primera final de la temporada. Los rojiblancos son conscientes de que la única manera que tienen de espantar el fantasma del descenso es superando al cuadro andaluz.

Esta cita trascendental para los de Alberto Monteagudo llega cuando se cumple el primer tercio de la competición. Hasta el momento solo se habían visto en esta situación la pasada temporada en las primeras jornadas, pero ahora la temporada ya está más avanzada y es preciso que el equipo reaccione cuanto antes.

Las cuentas son sencillas para este compromiso. Los locales superan en dos puntos a los cordobeses, por lo que si salen vencedores del coliseo rojiblanco eludirán los puestos de descenso y casi seguro que colocarán en ellos a los locales. Por contra, un triunfo de los propietarios del terreno de juego les permitirá dar momentáneamente un notable salto en la tabla debido a la enorme igualdad que impera esta campaña en la categoría.

El cuadro nazarí se presentarán el próximo sábado en la ciudad de las murallas con la moral renovada tras la decisión de la directiva de cesar en el cargo al entrenador que salvó al equipo del descenso la pasada temporada, José Ramón Sandoval, y sustituirlo por un técnico joven y con escasa experiencia en los banquillos del fútbol profesional, Curro Torres. Curiosamente el nuevo preparador del cuadro blanquiverde fue uno de los que estuvo en la órbita del secretario técnico lucense, Emilio Viqueira, el pasado verano, antes de decantarse por Javi López.

El nuevo inquilino del banquillo del cuadro nazarí tendrá una ventaja importante a la hora de preparar el partido al contar entre sus pupilos con dos futbolistas con reciente pasado rojiblanco, Luis Muñoz y Jaime Romero. Ambos seguro que le desvelan gran parte de los entresijos del cuadro rojiblanco.

La situación es complicada y por eso ayer salió a la palestra una de las grandes referencias del equipo, el ex portero chantadino y actual preparador de guardametas, Roberto Fernández, que colgó una elocuente frase en redes sociales. «Hoy más que nunca, yo confío en este equipo. Solo hay un camino, unidos. Volveremos a disfrutar y a celebrar».

El que también lanzó un mensaje claro fue Campillo. «En los momentos complicados es cuando más necesitamos el apoyo de los nuestros. Por eso este sábado Todos al Ángel Carro Daremos un paso al frente y lo haremos de vuestra mano».

La plantilla y el cuerpo técnico, la mayoría muy activos en redes sociales, mostraron su opinión unánime al retuitear una frase de una de las cuentas de Twitter de peñas rojiblancas. «En las buenas y en las malas. Sacaremos esto adelante, todos juntos, equipo y afición».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Llamamiento para espantar temores en el Lugo