«Dan ganas de escapar de aquí»

Vecinos de la montaña vuelven a sentirse defraudados tras pasar cuatro días sin luz por culpa de las nevadas y las carreteras cortadas por los árboles


Que una familia joven con hijos pueda vivir en gran parte del rural gallego es una heroicidad y, si por encima, es en un municipio de la montaña, el mérito ya comienza a ser de nota. «Non hai ninguén que se preocupe por nós, ninguén que nos asesore, parece que queren que pechemos o campo, cada día tes máis ganas de escapar de aquí», explicaba ayer José Luis, vecino de Vilar de Cancelada, Becerreá, aldea que desde la noche del sábado al domingo se quedó sin luz y no la recuperó hasta ayer a última hora de la tarde cuando se instaló un gran generador provisional para todos los vecinos.

Los vecinos de esta aldea, cerca de la carretera de Becerreá a Navia, no recuerdan nada igual. «Antes a luz viña por paus e podía faltar unhas horas, e agora con toda a tecnoloxía, estamos case catro días», explicaba una anciana del lugar. «E que a finais dos 70 poderían vivir aquí 90 veciños e hoxe hai doce, quen limpa e coida o monte?», reflexiona José Luis. La confluencia de la nevada con las hojas aún en los árboles convirtió en una trampa las carreteras y pistas de la montaña, además de llevarse por delante numeroso tendido eléctrico. Hasta medio centenar de árboles cayeron sobre las líneas de Naturgy y unos 20 cables eléctricos cayeron sobre la nieve. «Antes había xente que coidaba o monte ou se botaba centeo ou trigo, pero hoxe todo está abandonado e claro, senón son os incendios, son as nevadas. Hai camiños nos que non se poderá entrar en cinco anos», explica José Luis.

Os Ancares: atrapados todavía por las consecuencias del temporal Algunas carreteras de la montaña lucense se han convertido en carreras de obstáculos debido a la caída de árboles sobre el tendido eléctrico

Su vecina, María Luisa, natural de un pueblo de Alicante, se las apaña como puede sin luz para cuidar a su bebé de cuatro meses y su niña de dos años: «Desespera que no te cojan las llamadas, no dan facilidades para vivir en el campo», se lamentaba.

Eso sí, como sucedió con los incendios, los vecinos se solidarizan y se echan una mano. En Vilar, en plena época de matanzas, les ha cogido la ausencia de luz con los congeladores llenos. Los que tienen grupos electrógenos (nos 700 euros de media cada uno) prestan unas horas parte de su energía a los vecinos que no los tienen para poder mantener en frío la carne.

«Fenosa (ahora Naturgy) debería reforzar o persoal na invernía, pero parece que só pensan en cargar a factura, porque se queres que che abonen os danos pola falta de luz, hai que andar detrás deles», se lamentaba otra vecina.  

Los accesos a Campa da Braña y Piornedo están cortados por la caída de árboles y ramas

En la alta montaña de Os Ancares ayer no tenían problemas de suministro eléctrico, pero sí para poder transitar por las carreteras y pistas debido a la caída de árboles y ramas por la nevada del fin de semana. «Está intransitable e non se pode circular, veu un rapaz cun tractor, pero no dá feito co chollo que hai», explicaba Irene, de un mesón de Campo da Braña. «Creo que despois de tres días, os veciños da montaña temos dereito a vivir e boto en falta os servizos da Deputación», se lamentaba ayer esta vecina, quien sí destacó que Protección Civil tuvo que acudir al núcleo de Moreira para abrir con palas la pista y llevar un generador para una persona enferma que necesitaba oxígeno. «Eu entendo que o alcalde non pode amañar esta carretera, porque hai moitas pistas que atender, pero si boto de menos ás máquinas da Deputación porque esta foi unha señora nevada». El PP de Cervantes pidió ayer al Concello la contratación de más recursos.

La Diputación rescinde el contrato de la concesionaria de las carreteras de la montaña

La Diputación rescindió el contrato con la empresa que había obtenido la concesión del mantenimiento de las carreteras de A Fonsagrada, Navia, Cervantes y Becerreá porque consideran que lleva tiempo sin cumplir las condiciones del contrato y los acontecimientos del fin de semana, con decenas de vías cortadas y sin atender, ha sido la gota que ha colmado el vaso. Hoy habrá una reunión en la que se decidirá el envío de vehículos del parque móvil de la Diputación para limpiar de ramas las vías cortadas, entre ellas la que va de San Román a Piornedo. 

El vicepresidente de la Diputación y alcalde de A Fonsagrada, Argelio Fernández, calificó la situación que se vive en la montaña lucense de caótica por la cantidad de vías y pistas cortadas debido a la caída de árboles y ramas. «Os medios da Deputación non son suficientes nin para limpar a estradas provinciais do mal que están, polo que se necesitaría unha maior coordinación entre as Administracións para resolver este problema». Argelio Fernández señaló que el gobierno asturiano pidió ayuda al Ejército para limpiar las vías y que la Xunta podría también solicitar la intervención de la UME.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

«Dan ganas de escapar de aquí»