La excavación para la cloaca descubrió restos de un «gran muro» de un edificio

Enrique Gómez Souto
enrique g. souto LUGO / LA VOZ

LUGO

cedidas

Las investigaciones en O Carme tendrán continuidad en el marco del plan Edusi

02 mar 2018 . Actualizado a las 10:15 h.

En una de las excavaciones efectuadas años atrás en el entorno del antiguo matadero municipal (hoy sala Porta Miñá), los arqueólogos localizaron vestigios de lo que debió de ser un gran edificio. Durante los trabajos relacionados con la investigación de la cloaca romana, que será musealizada, los especialistas, según relató la entonces arqueóloga municipal, Covadonga Carreño, en la memoria de estos sondeos, a 4,60 m. del colector, en el ángulo NW, se exhumó «el arranque de un gran muro, o mejor, parte de lo que pudo ser un pilastrón, de 1,10 m. de lado, ejecutado a base de lajas tubulares de pizarra amalgamadas con un conglomerado de arcilla y cal».

Carreño reconoce en el citado documento que no saben a qué tipo de edificio pudo corresponder dicho muro. Para intentar averiguarlo se abrió una cata al otro lado de la Rúa Vicedo, pero no arrojó resultados. Con todo, la existencia del citado edificio «confirma la prolongación de la ciudad primitiva en esta zona y el hecho de que, al construirse la Muralla, quedó fura de la cerca bajoimperial».

En su momento, en la memoria de la excavación se dejó constancia de que la cloaca tiene una anchura exterior de 1,50 metros y está conformada por dos paredes de mampuestos de pizarra, asentados mediante una amalgama de arcilla mezclada con cal. Explica que «para poder construir este canal, primeramente se practicó una zanja de 2 metros de anchura en el terreno natural».