«De no arreglarse las cosas iría en una lista independiente y había conversaciones con mucha gente de otros municipios»


lugo / lA voz

Intentó conseguir la presidencia de la Diputación y no lo logró, porque una parte de su partido, el PSOE, en el que milita desde hace 40 años, se dejó llevar, interesadamente, en brazos del BNG. Ahora, tras dos expedientes abiertos en su partido, asume la vicepresidencia y la dirección del área de Xestión Territorial. Dice que se cumple el acuerdo alcanzado en la Casa Grande de Nadela en el 2015. Reconoce que de no producirse el retorno al grupo socialista probablemente se hubiese establecido un acuerdo electoral entre candidaturas en varios municipios que podría tener repercusión en la Diputación. En el seno del PSOE, en los procesos que se avecinan, apoyará al candidato que tenga cultura de partido, en ningún caso a Pedro Sánchez, «un advenedizo que miró para su ombligo y metió al partido en la situación en la que está».

-¿Qué hizo posible su vuelta a la casa socialista?

-El acuerdo de la Casa Grande de Nadela del 2015 se incumplió y tuvo las consecuencias que tuvo. Ahora se cumple. Lo lógico es que se haga en las condiciones aceptadas en aquel momento.

-¿Quién tuvo la culpa de todo lo que pasó?

-Yo tengo mi visión, claro. El PSOE no me defendió como candidato a la presidencia de la Diputación, pese a que fui elegido por mayoría por los diputados del partido judicial, refrendado por ellos, por la ejecutiva provincial y por la comisión federal de listas. Al BNG tendrían que haberle dicho que, según las normas del partido, si llegaba el momento en que se me abriese juicio oral, dimitiría. Yo di mi palabra y lo haría hasta en un acta notarial. Pero había una operación política, no sé por qué molestaba a José Ramón Gómez Besteiro, porque yo le había sido leal. La operación fue que yo liquidaba políticamente a Santín y el Bloque a mí.

-Después de las gruesas críticas que se dedicaron mutuamente, ¿será posible la convivencia en el gobierno provincial?

-Yo ya se lo dije a Darío Campos y a los diputados que estuvieron en las negociaciones: si vuelvo no es para marcharme pasado mañana. Yo voy con toda la buena voluntad, voy a trabajar todo lo posible y a poner a disposición del presidente y del gobierno toda mi experiencia. Después de 40 años en política, no guardo ni rencor ni odio a nadie. Una vez que acepté, es con todas las consecuencias.

-¿Es cierto que se perfilaba una operación electoral amplia entre grupos de distintos municipios pensando en las próximas elecciones locales?

-Sí. Yo tenía claro que si no se arreglaban las cosas con mi partido iría a las elecciones en una lista independiente y había conversaciones con mucha gente en otros municipios. Esa operación estaba en marcha.

-Aunque aún se tiene que resolver el expediente que tiene abierto, en su vuelta al partido, ¿a quién apoya: Susana Díaz, Pedro Sánchez, Patxi López?

-Quiero que quien lidere sea una persona de partido, con cultura de partido, sea Susana, Patxi u otro; a Pedro Sánchez no lo voy a apoyar, porque es un advenedizo, que solo miró para su ombligo y metió al partido en la situación en la que está.

Quiere que el próximo líder del PSOE tenga cultura de partido y descarta a Sánchez

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

«De no arreglarse las cosas iría en una lista independiente y había conversaciones con mucha gente de otros municipios»