«Producir leite ecolóxico non compensa, a menos que o paguen a 0,60 o litro»

El ganadero recibió ofertas tanto de Lactalis como de Celta para que vuelva a reconvertir su explotación


lugo / la voz

Casi tres años después de que Leandro Quintas, líder del sindicato agrario USAG, abandonara la producción ecológica en su granja, con fincas en los concellos de Palas y Santiso, le han llegado dos ofertas para que vuelva a ella. Las propuestas fueron consecutivas: primero Lactalis, y después Celta, que pretende introducirse en este mercado. Esta segunda, según el ganadero, le ofreció 0,48 céntimos por litro. La primera se comprometió a remitirle el contrato por escrito; pero Quintas les dijo a ambas, según su propio testimonio: «Se queredes empezar a falar, tedes que pagarme a 0,60 euros. Por menos non me compensa producir».

Quintas quedó muy escaldado cuando, en julio del 2013, dejó la producción ecológica porque no encontraba una industria que le recogiera la leche, después de que cerrara la industria de Melide a la que enviaba el millón de kilos que producía. Intentó encontrar otro comprador en Cantabria; pero cuando ya había llegado a un entendimiento con la quesería, la industria dio marcha atrás. En aquel momento el ganadero tenía fundadas sospechas de que en esta decisión había tenido bastante que ver Lactalis, que le había ofrecido, hace casi tres años, 0,43 euros por litro, frente a los 0,53 que le pagaba la melidense. Hoy dice que está confirmado.

Leandro Quintas está interesado en que el sector, que está en un momento muy complicado y en el que opciones como la producción ecológica podrían parecer una salida, sepa lo que hay detrás. «Eu entendo -apuntó- que dada a situación psicolóxica que invade ó sector, porque os prezos son ruinosos, haxa gandeiros que valoren cambiar á produción ecolóxica». «Síntome na obriga de dicir que non todo o que reloce é ouro».

Según el ganadero, la producción no es rentable, salvo que las industrias paguen 0,60 euros por litro y no los precios que están ofreciendo. «As vacas -señaló- baixan a produción nun 25%; o prezo dos pensos increméntase o 30%; os forraxes que mercas de palla ou alfalfa para o invernos son máis caros porque teñen que ser ecolóxicos». «Ademais -añadió- tes que estar dous anos no que lle chaman a reconversión, nos que hai que adaptar as cuadras e deixar de usar abonos químicos, que son de menor fertilidade e a produción das fincas en canto a forraxe é moi baixa».

En Francia hay déficit

Quintas reconoció que durante los años de transición hay industrias que ofrecen una compensación. «Isto que conto non o di ninguén, pero son hándicaps que fan retroceder». «Supón -apuntó- saír dun problema grande e meterse noutro ruinoso». El ganadero, con fincas en Palas y Santiso, reconoce que si decidiera volver a la producción ecológica, tendría que esperar los dos años, pero no necesitaría adaptar la granja de 200 hectáreas que tiene.

Para Quintas, la idea de producir leche ecológica «é estupenda porque faltan 20 millóns de litros de leite ecolóxica en Francia que demandan os consumidores e os gandeiros galos non se meten a ela polos custes». «O problema -dijo- é que os franceses queren o leite e os cartos porque despois venden o litro a 1,50 e as marxes non son unha broma». «Eu -añadió-, por menos de 60 céntimos, non volvo».

Quintas tiene la solución para el problema de la leche, que se frenen las importaciones. «Que non nos conten contos -apostilló- co que aumentou a produción, que foi unha miseria. Non era para que se montase o que temos».

en directo con leandro quintas, ganadero que se pasó a PRODUCCIÓN convencional

«As vacas baixan a produción un 25%, o penso sobe o 30% e fan falta dous anos de tránsito»

«Síntome na obriga de avisar de que non todo o que reloce co leite ecolóxico e ouro»

En Galicia, solamente 34 granjas venden este tipo de leche

Leandro Quintas es consciente de que la guerra de precios que desataron Lactalis y Lactogal, que pretende hacerle la competencia en Galicia y quedarse con algunos de sus clientes, puede generar expectativas en el sector, en un momento tan complicado. «Hai gandeiros que están cobrando a 0,26 euros o litro, e que lles veñan ofrecendo a 0,48 é goloso, pero hai que valoralo todo».

En el sector no se barajan los 22 céntimos en litro de los que habla Leandro Quintas, sino que se valoran entre 12 y 17 desde que la empresa que forma parte de Lactogal empezó a ofrecer contratos a los clientes de su competencia, Lactalis, porque el reparto de los productores es el que es. Hay 34 en estos momentos certificados por el Craega y un montón de solicitudes pendientes.

Uno de los incentivos para pasarse a producción ecológica son las ayudas de la PAC, superiores actualmente con la reforma introducida recientemente.

Leandro Quintas también quedó escamado de las ayudas públicas. «Tiña 200 hectáreas dedicadas a produción ecolóxica e a prima que ofreceu a Xunta eran 400 euros por hectárea durante cinco anos. Non me pagaron un só euro, a pesares de que tiña toda a documentación do Craega en regra, avalada coas actas».

Competencia

El ganadero dejó la producción ecológica, después de seis años de venta de este tipo de leche y de los dos de reconversión que tuvo que cumplir. A día de hoy sigue sin cobrar ninguna de las ayudas que le prometieron en su momento.

En Galicia desde hace diez años y salvo algunos negocios pequeños, la mayor parte de la recogida de leche ecológica la realizaba Lactalis. Los portugueses pretenden ahora entrar en este mercado, en competencia directa con la multinacional gala, que se ha visto obligada a subir los precios.

Votación
5 votos
Comentarios

«Producir leite ecolóxico non compensa, a menos que o paguen a 0,60 o litro»