Los centros, como deben ser

Víctor dedica buena parte del entrenamiento a pulir los envíos al área de Juanfran y Navarro


a coruña / la voz

Este es un caso claro de diagnóstico precoz. Bastó una muestra, un primer tiempo del primer partido de la temporada, para que Víctor Sánchez entrara en el vestuario con un problema en mente y un mensaje para el plantel. «Se lo hemos dicho a los jugadores. No hemos tenido centros como entendemos que deben ser. Hay que centrar con más agresividad», detalló al concluir (con un poco esperanzador empate a nada) el encuentro contra la Real Sociedad. Desde entonces, el Deportivo no ha vuelto a quedarse sin ver puerta. Siete duelos consecutivos marcando al menos un gol. Pero el mal no se ha esfumado. Los envíos al área siguen sin dar los frutos apetecidos y el míster dedicó buena parte del entrenamiento de ayer a buscar solución a uno de los principales defectos de un grupo que ha exhibido numerosas virtudes.

En la segunda línea blanquiazul, esa que arranca normalmente a la espalda de Lucas y en contadas ocasiones a la de Riera o Jonathan, escasean los futbolistas con querencia a la línea de cal. Si acaso la pisan como punto de partida en sus carreras hacia la meta rival. Luis Alberto, Fayçal y Cani han pasado por el puesto de extremo sin dejar apenas testimonio en forma de centros. El francomarroquí, uno de los que más balones colocan en el área, lo hace sobre todo en acciones a balón parado. Frente al Athletic, quien más apuró el campo antes de poner la bola en zona de peligro fue Juanfran, como en casi todos los choques de este curso.

El madrileño empezó la temporada jugando de interior, un puesto en el que el míster (especialista en la materia) le tenía mucha fe. Cuatro duelos más tarde, cambió de plaza. En los dos últimos en casa, ha ejercido de lateral, mientras que el de Granada lo vio desde el banquillo.

El protagonismo de Juanfran

En su papel de carrilero, Juanfran metió siete centros al área frente al Espanyol y seis contra el Athletic. En ambas citas, no hubo quien superara su marca entre quienes pisaron el césped de Riazor -Fede la igualó en la del domingo, en 20 minutos, pero la mitad de sus envíos llegaron en acciones de estrategia-. De entre quienes comparten posición con el 11 blanquiazul en Primera, solo Rat, internacional rumano del Rayo, centra más veces que él (6,8 por 6,3 de media en cada encuentro).

Tal abundancia contrasta con la efectividad: apenas un 17% de los intentos acaban en pies de un compañero. Y ahí entra de nuevo Víctor, que ayer hizo un aparte con el ex del Betis y su compañero en la orilla opuesta, Fernando Navarro. El catalán se prodiga mucho menos en ataque, pero eso no es excusa para no pulir su también limitado acierto en el pase. Jonathan, Lucas, Luis Alberto y Fayçal se turnaron como receptores en un ejercicio con una peculiaridad: los centros llegaban casi siempre rasos. El Málaga ha perdido a su central más bajito, Angeleri (1,83), que hacía pareja con Weligton ((1,86). Y los posibles sustitutos del argentino -Albentosa (1,93) y Filipenko (1,96)- no parecen obstáculos fáciles de sortear por alto.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los centros, como deben ser