La acusación particular pide 34 años a Adán por violar a su esposa

Le atribuye 9 delitos y solicita que la indemnice con 120.000 euros


lugo / la voz

El abogado que defiende a la esposa del principal imputado en la operación Carioca, José Manuel García Adán, eleva a 34 los años de prisión que solicita para este. Le atribuye hasta un total de nueve delitos, dos más que los tipificados por el fiscal que deja en 27 años su petición. El caso se refiere a los presuntos maltratos continuados a los que el dueño del Queens sometió a su mujer durante varios años. Tanto el fiscal como la acusación particular destacan que la víctima llegó a ser violada por lo menos en tres ocasiones. Nada tienen que ver los hechos con la operación que lleva a cabo la jueza Pilar de Lara Cifuentes.

La buena relación matrimonial entre Adán y su mujer no duró demasiado. Se casaron en marzo de 2002; en agosto de 2008, tuvieron una hija y en octubre de 2008 ya había sentencia de divorcio.

Quienes conocían a la pareja aseguran que la normal convivencia entre ambos duró muy poco, menos de un año. Hasta que él se enteró de que había quedado embarazada. Las mujeres del Queens que conocieron y trataron a la mujer aseguran que esta llegó a vivir momentos en los que estaba totalmente anulada. Cuando estaba embarazada de siete meses se encontraron en As Fontiñas. La reacción de él fue la de darle un fuerte golpe en la frente. Pero las agresiones continuaron cuando subieron al piso. De una patada en el costado la tiró al suelo. Ella sangró, pero Adán no le permitió que acudiera al médico. Esa versión la sostienen fiscal y acusación particular.

Entre las historias de terror hay otras más crueles. A finales del mes de agosto del 2003, cuando ella amamantaba a su hija recién nacida apareció él y, con ánimo de seguir imponiendo su implacable clima de tensión, supuestamente le dio una patada a la silla en la que se encontraba. «Ahora, la niña ya está fuera de tu barriga y puedo quitártela cuando quiera. Ojalá te mueras de cáncer. ¡No vales para nada!», le dijo, según el acusador. No pasaron muchos meses cuando, de nuevo, supuestamente volvió a atacar a su esposa y a la niña. Fue a finales de 2003, a primeras horas de la mañana. Apareció él y le pegó una patada a la mesa. Derramó la taza con el desayuno y, de una bofetada, le reventó el labio a ella, según el fiscal.

«Vete de casa porque sino, en cualquier momento te tiro por el balcón», supuestamente le dijo. El abogado de la víctima pide que esta sea indemnizada con 120.00 euros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

La acusación particular pide 34 años a Adán por violar a su esposa