Kouchner dejará el Gobierno francés por la deriva de Sarkozy

Esperanza Suárez PARÍS/LA VOZ.

LUGO

Se queja de las «humillaciones» a que lo sometieron los consejeros del presidente

07 oct 2010 . Actualizado a las 02:00 h.

Los miembros del Gobierno francés apenas pueden disimular su nerviosismo. Nicolas Sarkozy prepara una amplia remodelación que previsiblemente pasará por la sustitución del primer ministro. El titular de Asuntos Exteriores, Bernard Kouchner, será de los que no repita porque se siente «humillado» por algunos consejeros del presidente.

La carta de dimisión la envió Kouchner a finales de agosto y hoy la hace pública el semanario Nouvel Observateur . Emblemática figura del socialismo francés, el jefe de la diplomacia gala fue el primer gran fichaje de Sarkozy en su política de apertura a la izquierda. En su carta de dimisión toma nota del «final de la apertura» y se lamenta de la «inflexión» en materia de seguridad adoptada por el presidente. Sin nombrarlos directamente, se queja de «las humillaciones» recibidas en el Elíseo por su secretario general, Claude Guéant, y el asesor diplomático de Sarkozy, Jean-David Levitte.

Kouchner no va mucho más allá y prefiere guardarse las espaldas: Sarkozy le ha propuesto encarnar la nueva figura de Defensor del Pueblo, según las nuevas funciones que le atribuye una ley aprobada en junio.