«Las obras de la N VI están mal señalizadas, cualquier día habrá un accidente»


Las obras del desdoblamiento de Nadela están acarreando más de un dolor de cabeza entre los vecinos de las zonas de Conturiz, San Andrés de Castro o Nadela. Así lo reconoce la propietaria del restaurante Cuatro Vientos, Olga Fernández (A Fonsagrada, 1958), ubicado en una de las zonas afectadas por estas obras.

-¿Cuál es el sentir de los vecinos de esta zona?

-Hay muchos problemas, ya que además de los perjuicios que ocasionan a los vecinos que muchas veces no pueden acceder a sus casas, esto está muy mal señalizado, cualquier día habrá un accidente. Hay muy poca iluminación e incluso viene mucha gente a preguntar al restaurante porque se pierden en esta encrucijada de viales aún por finalizar.

-¿Les perjudica el proyecto de las obras en algún sentido?

-Lo cierto es que sí porque necesitamos una pasarela peatonal que cruce desde el Camiño do Vilar, hasta la pista rural que hay justo enfrente, al cruzar la Nacional VI. Hay un total de 70 vecinos afectados por las obras que se quedarán sin una parada de autobús cercana. En su día se recogieron firmas y si esto no se arregla tendremos incluso que movilizarnos. No sé cómo terminará esto ni a dónde tendremos que ir para tomar el autobús, quizás al hotel Torre de Núñez.

-En esta época del año tienen mayor incidencia sus protestas...

-Los días de lluvia son tremendos, porque se crean grandes barrizales.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

«Las obras de la N VI están mal señalizadas, cualquier día habrá un accidente»