Al rico encuentro de las pulpadas

María Caravel redac.lugo@lavoz.es

LUGO

27 oct 2007 . Actualizado a las 02:00 h.

Cuando faltan menos de cinco días para que las casetas del pulpo echen el candado definitivo en las cuestas del parque Rosalía de Castro, lucenses y visitantes apuran las jornadas para disfrutar de las últimas pulpadas. Pulpo, pan, vino, carne ó caldeiro y delicias tan dulces como las tejas de almendra y las cañas de crema dan vida a estos encuentros, a caballo entre lo gastronómico y lo lúdico, que el miércoles dirán adiós hasta el 2008.

No podía ser de otra manera y, un año más, alrededor de setenta trabajadores y colaboradores de La Voz de Galicia en Lugo se reunieron el jueves por la noche para disfrutar de una animada pulpada. Este año, el tradicional ágape tuvo lugar en la Caseta Parrillada Antonio, donde compartieron mesa, mantel, conversación y risas compañeros de las delegaciones de Lugo, A Mariña y Monforte, así como una amplia representación de los corresponsales con que cuenta el periódico a lo largo de la provincia.

Entre los numerosos colaboradores de las empresas del grupo que tomaron parte en la cena se encontraban Fernando Rois , Manuel Méndez , Xesús Mato , Xulio Xiz , Eduardo Fernández Abel , Neves Núñez , Xesús Méndez , Adolfo de Abel Vilela , Juan Méndez , José Luis Díaz , Murillo , Lola Solano y el ilustre periodista lucense Rafael Vilaseca , entre otros.