La otra restauración pendiente

Burgo medieval | Los topónimos históricos La Praza do Pozo da Pinguela, la Rúa do Campo, la Rúa Miñá y la Praza do Pozo da Porta Miñá son nombres que el historiador Adolfo de Abel propone recuperar


lugo

A iniciativa de varios organismos públicos y de personas a título particular, el casco histórico de la ciudad está experimentando una notable actividad recuperadora de inmuebles y de los espacios comunes, sobre todo en el burgo medieval, en la zona del barrio chino. Esta rehabilitación no sólo debe afectar a la parte arquitectónica y urbanística, sino que también tiene que abarcar al patrimonio histórico.Al menos así lo entiende el historiador Adolfo de Abel Vilela, que realizó un detallado trabajo de documentación y de recuperación de nombres originarios de esa parte de la ciudad. Considera que deben ser restituidas las denominaciones históricas, de algunas de las cuales hay constancia de que existían hace cerca de ocho siglos. Con ese fin presentó hace tiempo un escrito en el Concello, que por el momento no surtió efecto ni recibió respuesta. Los cambios afectarían fundamentalmente a dos calles y a dos plazas, por lo que tampoco causaría trastornos a muchos residentes. Abel Vilela incide en que buena parte de los edificios de la Rúa do Miño están en proceso de rehabilitación. Considera que esa labor que afecta al patrimonio histórico también debe ir acompañada por la recuperación de la toponimia urbana que, igualmente, es histórica. Sugiere que su trabajo sea tenido en cuenta por la Comisión do Plano Guía da Cidade.Desde muy antiguoEn primer lugar, el historiador propone la recuperación del topónimo medieval de la Praza do Pozo da Pinguela, que estaba en lo que actualmente se considera zona baja de la Praza do Campo. El cambio sólo afectaría a cuatro edificios de la actual Rúa do Miño y a dos de la Falcón. En la primera dos son los señalados con los números 7-9, pero en realidad este era originariamente un único inmueble, posteriormente dividido en dos propiedades. El propio Adolfo de Abel es dueño de más de una de las partes y actualmente está realizando gestiones para conseguir unificarlo de nuevo. También serían incluidos en esa plaza los números 11 y 13 de la Rúa do Miño, aunque este último está deshabitado y tiene duplicidad de numeración, por lo que tampoco causa problemas el cambio. Según Abel Vilela, la Praza do Pozo da Pinguela se completaría incluyendo el número 1 de la Rúa Falcón y el 10, que es propiedad de Xestur y está en fase de rehabilitación.Del topónimo de la que Abel Vilela pretende que se denomine Praza do Pozo da Pinguela hay constancia de que ya existía en 1228 y de que se mantuvo hasta mediados del siglo XIX. Figura en el plano que hicieron alrededor del año 1840 Saturnino Castilla y Pedro Menchaca, que está depositado en el Museo Provincial y del que el autor de la propuesta presentó una fotocopia. En cuanto a la cita histórica más antigua en la que figura el nombre de la plaza, el historiador recogió una de 1228 que se conserva en el Archivo Histórico Nacional, en el códice 1040B, que dice: «...que est ad pingueela iuxta puteum. aniversario de Iohanis Ruderici. Illo kalendas februari. Era MaCCaLXaVIa».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

La otra restauración pendiente