Una pintada casi centenaria en Taboada

Una inscripción con la frase "Viva el Ejército español" que se conserva en una casa abandonada de la parroquia de Esperante puede datar de la década de 1920

La pintada, borrada en parte por el paso del tiempo, puede verse en una casa abandonada de la parroquia de Esperante
La pintada, borrada en parte por el paso del tiempo, puede verse en una casa abandonada de la parroquia de Esperante

Una vivienda abandonada de la parroquia de Esperante, en el municipio de Taboada, conserva un olvidado y singular testimonio histórico que puede remontarse a las décadas de 1920 o 1930. Se trata de una pintada parcialmente borrada con la frase «Viva el Ejército español» entre un doble signo de admiración. La última palabra apenas resulta legible, debido sin duda al paso del tiempo. Un vecino de edad avanzada de la localidad dice que recuerda haber visto la pintada en ese lugar desde que tiene memoria, pero como la inscripción no incluye ninguna fecha, resulta difícil precisar a qué momento histórico pertenece.

La frase —escrita en llamativas letras azules— puede verse en una fachada del inmueble que está cubierta de cal. El revestimiento del muro está muy deteriorado, por lo que una parte de las letras ha ido desapareciendo al desprenderse la capa de cal. Los propietarios de la casa no pueden proporcionar ninguna precisión sobre la antigüedad de la inscripción, ya que los últimos dueños conocidos fallecieron hace ya mucho tiempo.

El arqueólogo Xurxo Ayán, que ha realizado numerosas investigaciones sobre la Guerra Civil y la represión franquista, señala que la pintada —por la tipografía de las letras— parece datar de entre las referidas décadas. «Podería ser dos primeiros momentos do golpe de Estado que provocou a guerra, porque a propaganda deste tipo foi moi común nesa época», señala. En ese caso se podría suponer que la frase fue escrita no mucho después del 18 de julio de 1936.

Pero Ayán considera más probable que la pintada sea de un período algo anterior. «Se fose dos inicios da Guerra Civil, creo que lle acaería mellor a expresión ‘ejército nacional’ para diferencialo do exército republicano», precisa. Por lo tanto, a su juicio, es posible que la inscripción date de los tiempos de la guerra colonial del norte de Marruecos y sea una expresión propandística de apoyo al ejército que entonces combatía contra las fuerzas rebeldes lideradas por el célebre dirigente rifeño Abd el-Krim. Podría haber sido hecha —explica— en torno a 1925, fecha en la que se llevó a cabo el desembarco de Alhucemas, con el que la guerra entró en su etapa final, que concluiría en 1927 con la rendición de los insurrectos marroquíes. La dictadura de Miguel Primo de Rivera, establecida en 1926, dio una gran importancia a aquellas operaciones militares. «Esa tamén foi unha época de moita propaganda patriótica», señala Ayán. Por otro lado, el arqueólogo puntualiza que ambas hipótesis pueden ser plausibles.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Una pintada casi centenaria en Taboada