O Courel recupera un puente del siglo XVIII vinculado a una antigua ferrería

La estructura quedará integrada en una de las rutas turísticas del geoparque

La vegetación que cubría el puente, situado en la localidad de Lousadela, ya fue retirada por completo
La vegetación que cubría el puente, situado en la localidad de Lousadela, ya fue retirada por completo

quiroga / agencia

El Ayuntamiento de Folgoso do Courel lleva a cabo la rehabilitación de un puente de piedra del siglo XVIII sobre el río Lóuzara que estaba cubierto de maleza y abandonado desde hace varias décadas. Muy cerca de él se halla otro puente de construcción moderna que los reemplazó e hizo que cayese en desuso. La construcción se encuentra a escasa distancia del antiguo puente acueducto llamado Arco da Veiga, que fue sometido a una operación similar hace un año. Estas dos estructuras históricas están vinculadas a la desaparecida ferrería de Lousadela, que ya existía en el siglo XVII y dejó de producir hierro a finales del XIX.

La vegetación que cubría el puente ya fue retirada en su totalidad. Los responsables municipales estudian ahora la posibilidad de retirar también la tierra con la que fue rellenada hace muchos años su calzada -al parecer con el fin de ganar espacio para el paso de vehículos- hasta la parte superior de los dos pretiles o barandillas que lo bordean. «Non sabemos se se poderá quitar ese recheo usando maquinaria sen danar a ponte, polo que aínda non decidimos que facer», señala la alcaldesa Dolores Castro.

La intervención se lleva a cabo dentro de un proyecto que el Ayuntamiento desarrolla con el apoyo de la Xunta y que cuenta con un presupuesto de cerca de 40.000 euros. Dentro esta misma iniciativa se está rehabilitando otro antiguo puente situado en la localidad de Esperante que -al contrario de lo que sucedió con el de Lousadela, que se mantiene intacto- fue alterado parcialmente en tiempos recientes con algunos añadidos de hormigón.

Patrimonio minero

El puente y el acueducto de Lousadela se encuentran en la llamada ruta de Sudrios, que se prolonga hasta la aldea restaurada de Seceda y que ahora forma parte de los itinerarios turísticos del geoparque subvencionado por la Xunta. Al estar relacionadas con la antigua ferrería de Lousadela, estas construcciones son consideradas como parte del patrimonio minero y siderúrgico de la sierra. El mineral que se utilizaba para fabricar metal en la ferrería procedía de las minas del monte Formigueiros y de A Veneira de Roques, esta última en A Pobra do Brollón.

El proyecto comprende asimismo la realización de un vídeo para promocionar esta ruta que será grabado con la ayuda de drones. La sección turística de la página web municipal, además, será actualizada para incluir estos elementos patrimoniales.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

O Courel recupera un puente del siglo XVIII vinculado a una antigua ferrería