«El confinamiento fue muy duro para las personas con alzhéimer»

AFA Chantada busca fondos para recuperar el terreno perdido ante el covid-19

AFA Chantada atiende en estos momentos a unas cuarenta personas
AFA Chantada atiende en estos momentos a unas cuarenta personas

Chantada / La Voz

La asociación de familiares de personas con alzhéimer de Chantada (AFA) necesita más espacio. Ya le hacía falta antes, porque el local que utiliza como sede es demasiado pequeño para la cantidad de gente que atienden, pero la crisis del coronavirus lo ha empeorado todo. También la situación de una parte importante de los usuarios, a los que el confinamiento de esta primavera les han hecho empeorar visiblemente. «El confinamiento fue muy duro para las personas con alzhéimer, muchos empeoraron», asegura Javier Rojo, el presidente de AFA Chantada. Durante estos meses de encierro, la asociación tuvo que suspender todos sus talleres terapéuticos. Algunos de sus usuarios empeoraron y tuvieron que ser internados en centros asistenciales.

La asociación trabaja en la actualidad en un local situado en la Rúa do Parque que tiene cerca de noventa metros cuadrados. Con ese espacio, antes del coronavirus atendían una media de quince usuarios al día, y tenían lista de espera. Con las restricciones a las actividades en grupo en locales cerrados, en estos momentos tienen que hacer turnos para poder atender a un máximo de doce al día. La lista de espera sigue creciendo.

Los responsables de AFA Chantada tienen mirado un local nuevo, en la calle Ribeira Sacra, que mide cerca de doscientos metros cuadrados. Es espacio suficiente como para que la asociación asuma la demanda actual, o al menos buena parte de ella. Los responsables de esta entidad quieren comprarlo, pero cuesta 60.000 euros. Hace unos meses consiguieron de la Xunta una ayuda de 33.000 euros. Les faltan 27.000.

Para conseguir los fondos que precisan para abrir la nueva sede, en la asociación están echando mano de su imaginación. Para conseguir fondos, están tocando todas las puertas a su alcance. Por un lado, están llamando a la puerta de empresarios locales a los que les piden donaciones de 1.000 euros. Ya han conseguido el respaldo de unos cuantos.

Además, piden donaciones a todo aquel que quiera colaborar con ellos en este proyecto. Entre los que les aporten fondos por esta vía, directamente a través de su sede o mediante transferencia a su cuenta bancaria, sortearán un jamón el día 21 de este mes, en coincidencia con la conmemoración del día internacional del alzhéimer.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«El confinamiento fue muy duro para las personas con alzhéimer»