El gallego José Manuel Franco asumirá la presidencia del CSD

L. Balado

A POBRA DO BROLLÓN

Mariscal | EFE

Relevará a Irene Lozano como nuevo secretario de Estado para el Deporte

30 mar 2021 . Actualizado a las 07:52 h.

El delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco (A Pobra do Brollón, 1957), será el nuevo secretario de Estado para el Deporte y ocupará el cargo que dejará vacante Irene Lozano tras incorporarse en las listas del PSOE en la Comunidad de Madrid. Se espera que su nombramiento sea de carácter oficial en el Consejo de Ministros de este martes, día en el que Lozano abandonará sus actuales funciones.

José Manuel Franco, que también ocupa el cargo de secretario general del Partido Socialista en Madrid, abandona con este nombramiento su puesto como delegado del Gobierno en la capital de España. El pobrense se convertirá en el quinto secretario de Estado para el Deporte desde el 2016 y en el segundo gallego en ocupar el puesto desde entonces tras José Ramón Lete.

Cambio de perfil

A diferencia de lo que sucedía con su predecesora, sobre la que se desconocía cualquier tipo de vinculación con el mundo del deporte previamente a asumir el cargo, a Franco sí se le relaciona (aunque sea de soslayo) con alguna esfera de la actividad física. Practicó balonmano y fútbol sala en su juventud —en el verano del 2017 regresó a Galicia para reencontrarse con sus antiguos compañeros en el Pacios de Veiga y disputar un partidillo— y es socio y seguidor del Real Madrid. Pero su perfil es, eminentemente, político. Un hombre de partido y apoyo de confianza de Pedro Sánchez.

Licenciado en derecho y funcionario de Defensa de profesión, la práctica totalidad de su trayectoria de servicio público la ha desarrollado en Madrid desde las filas del PSOE, partido al que se afiliaría tras asistir a una conferencia de Tierno Galván en Santiago de Compostela. Aunque comenzaría a labrarse su carrera desde el grupo municipal socialista de Monforte de Lemos como concejal de 1984 a 1986.

Su paso por la política madrileña ha sido largo y fructífero. Diputado en la Asamblea en siete legislaturas, portavoz del grupo socialista y, desde el 2017, secretario general del PSOE madrileño. En las últimas elecciones del año 2019 también fue elegido como diputado en el Congreso tras presentarse como número 3 de la lista por Madrid. En el 2020 abandonó la cámara baja. «La política es como una droga; blanda, sí, pero una droga», dijo en una entrevista a La Voz en el 2006.

Polémicas

En tantos años de vida pública, su nombre se ha visto ligado a algún enredo. Uno de los más célebres tiene como contexto el famoso tamayazo del año 2003, cuando el PSOE perdió la presidencia de la comunidad en la sesión de investidura de Rafael Simancas después de que Eduardo Tamayo y María Teresa Sáez se abstuviesen provocando la convocatoria de unas nuevas elecciones que llevarían a Esperanza Aguirre a la presidencia.

El propio Gallardón desvelaría en una entrevista al diario El Mundo que fue un diputado socialista el que puso en conocimiento de Luis Peral —consejero de Trabajo del PP— en una comida informal que existía malestar y tensiones internas en las filas socialistas. Posteriormente se sabría que ese diputado fue José Manuel Franco. El gallego desmentiría después que le hubiese hablado al conservador específicamente sobre Tamayo y Sáez.

Franco volvió a estar de actualidad a raíz del caso Máster que afectaba a Cristina Cifuentes. Tras ser uno de los impulsores de la moción de censura contra la expresidenta por falsear, supuestamente, su titulación (finalmente el tribunal la absolvió), a Franco se le descubrió que su currículo le adjudicó durante años una licenciatura en matemáticas. Carrera que nunca cursó y que le obligó a dar explicaciones políticas. «La licenciatura en Matemáticas no la metí yo, me la metieron en la ficha de la Asamblea de Madrid», se excusaría tras el revuelo.