Monforte es la tercera zona más inundable de toda la cuenca Miño-Sil

Luis Díaz
LUIS DÍAZ MONFORTE / LA VOZ

LEMOS

Daños en la escollera del paseo fluvial de Monforte, por las inundaciones de enero del 2011
Daños en la escollera del paseo fluvial de Monforte, por las inundaciones de enero del 2011 ALBERTO LÓPEZ

Solo A Terra Chá y A Limia superan su nivel de riesgo en la revisión del plan de riesgos

28 jun 2021 . Actualizado a las 19:40 h.

El nuevo plan de gestión del riesgo inundaciones en la demarcación del Miño-Sil asigna a la zona de Monforte uno de los niveles de exposición más elevados a este tipo de episodios. Solo en A Terra Chá, en el área de Lugo, y en la comarca ourensana de A Limia se superan los indicadores del valle de Lemos, que forma parte del denominado «cuadrante A» en el mapa de la confederación hidrográfica. Es el mismo indicador que, por características hidrológicas y población, reciben las áreas de Ponferrada, A Terra Chá, Ourense, A Limia y O Porriño. Las diversas variantes que se tienen en cuenta en la confección de los cuadrantes motivan que Lugo se incluya en el «C» de peligrosidad media-baja.

La Confederación Hidrográfica del Miño-Sil procedió a la revisión y actualización del plan de gestión del riesgo de inundaciones, que desde ayer y durante los próximos tres meses pasará por el trámite de exposición pública como paso previo a su entrada en vigor. El documento tiene repercusión a diferentes niveles, incluido el urbanístico, por las limitaciones que pueden afectar a las zonas anegables.

La inclusión de Monforte en el «cuadrante A» tiene que ver precisamente, según detalla el plan, «con la existencia de una importante población y actividades económicas situadas en la zona inundable». Las medidas que se proponen -como la implantación de sistemas de alerta, protocolos de comunidades y planes de protección civil- deben concretarse obligatoriamente a través de planes de acción municipal en las áreas de riesgo más elevado.

El área hidrológica de Monforte es la segunda que suma más tramos de río en la zona de riesgo de inundaciones en toda la cuenca del Miño-Sil. Son algo más de sesenta kilómetros repartidos entre el Cabe y sus afluentes, entre ellos los que discurren por el núcleo urbano de Monforte. Solo A Terra Chá está por encima de esa superficie afectada, con 70,77 kilómetros de cursos fluviales. Villafranca del Bierzo tiene 45 kilómetros, mientras que en el entorno de las ciudades de Lugo y Ourense no llegan a cuarenta.

En la provincia de Lugo, el documento en fase de exposición pública establece que la redacción de planes de acción municipal es obligatoria en Lugo, Monforte, Castro de Rei y Cospeito. Para Quiroga, Sarria, Begonte y Mondoñedo únicamente «se recomienda» su elaboración por los ayuntamientos. La confederación hidrográfica señala que, pese al esfuerzo de colaboración y asesoramiento a las administraciones locales, el grado de implantación de este tipo de planes en los municipios con un mayor riesgo de inundación es «todavía insuficiente». 

Un volumen de inundaciones solo equiparable a Lugo y Ourense en toda la demarcación

Los registros sobre inundaciones históricas contabilizan en Monforte y en su entorno más cercano un total de 33 episodios de esas características, solo uno menos de los que se asignan a las áreas hidrológicas de Lugo-Outeiro de Rei y Ourense el plan de gestión que se acaba de actualizar en la demarcación Miño-Sil. La estadísticas no detallan el período exacto al que corresponden esas cifras, cuyas principales referencias son el catálogo nacional de inundaciones, los planes de protección de las comunidades autónomas y la información del consorcio de seguros.

El plan hidrológico determina, por otra parte, que soluciones recientes frente a este tipo de problemas, como el encauzamiento del tramo urbano del Cabe en Monforte, se han revelado «insuficientes». Los técnicos consideran que el análisis histórico de las inundaciones aporta datos de gran valor con vistas a la puesta en práctica de futuras medidas de gestión.

Lugo tiene plan y O Incio lo aprobó, sin estar obligado

O Incio es el único municipio de Lugo, fuera de la capital de la provincia, que tiene aprobado un plan de acción municipal para hacer frente a posibles inundaciones. Este concello de montaña no figura en las áreas de riesgo delimitadas en la revisión del plan estatal, por lo que no tenía ni la obligatoriedad ni la recomendación de elaborarlo. Fuera de Lugo, dispone de plan de acción municipal frente a las avenidas el municipio ourensano de Ribadavia. En A Rúa está listo y pendiente solo de su homologación por la confederación hidrográfica.