Las comarcas del sur lucense arrojan un saldo migratorio positivo

En los últimos tres años, el territorio acogió a 764 personas más de las que se fueron

Arias y Fernández Guitián se reunieron con una familia de emigrantes retornados y una inmigrante
Arias y Fernández Guitián se reunieron con una familia de emigrantes retornados y una inmigrante

MONFORTE / LA VOZ

Las comarcas de Lemos, Chantada y Quiroga acogieron durante los últimos tres años a 764 personas más de las que dejaron de residir en este territorio. Durante el año pasado, asismo, en los municipios de estas comarcas se asentaron en total 150 emigrantes gallegos retornados. Estos datos se dieron a conocer durante una visita que realizó a Sober la diputada autonómica Raquel Arias, portavoz de Demografía y Emigración del Partido Popular en el Parlamento de Galicia.

La parlamentaria y el alcalde Luis Fernández Guitián se reunieron con una familia oriunda del municipio que regresó de Venezuela tras haber residido en el país sudamericano durante más de treinta años y que ahora tiene su domicilio en la parroquia de Bolmente En la reunión también participó una inmigrante venezolana que vive actualmente en Doade, donde nacieron sus dos hijos pequeños.

Durante la visita, Arias señaló por otra parte que la delegación territorial de la Xunta cuenta desde esta semana con una sede de la nueva oficina de asesoramiento y seguimiento del retorno, creada por el Gobierno gallego para prestar apoyo a los emigrantes que regresan a la provincia. La iniciativa, añadió la diputada, se enmarca en la llamada Estratexia Retorna 2020, puesta en marcha en el 2018 con el fin de favorecer el retorno de los emigrantes. El Gobierno autonómico, según indicó Arias, destinó 235 millones para financiar estas actuaciones con el objetivo de «favorecer a volta de 20.000 galegos, dos que o 60% serán menores de 45 anos».

Dentro de esta estrategia, apuntó además la parlamentaria, se encuentran el programa Axuda ao Retornado Emprendedor -que pretende favorecer la creación de empresas por parte de antiguos emigrantes- y las becas Mocidade Exterior, que tienen el fin de apoyar a los retornados a través de la formación. Por otro lado, Arias indicó que estos programas, junto con las ayudas extraordinarias para emigrantes retornados, experimentarán el año próximo un incremento de cerca del 9% en sus presupuestos, llegando a los 15,5 millones de euros. La Estratexia Retorna 2020, concluyó Arias, «contribuirá a que a Ribeira Sacra siga combatendo a despoboación».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Las comarcas del sur lucense arrojan un saldo migratorio positivo