El fiscal pide ocho años de cárcel para dos constructores de O Saviñao

En una causa judicial abierta por fraude a la Seguridad Social y alzamiento de bienes

La investigación sobre este caso fue digirida por el juzgado número uno de Monforte
La investigación sobre este caso fue digirida por el juzgado número uno de Monforte

monforte / la voz

Un matrimonio propietario de una empresa de construcción que tenía su centro de operaciones en O Saviñao se enfrenta a una posible condena de hasta ocho años de cárcel por su deuda con la seguridad social y sus ardides para evitar pagarla. Los dos están acusados de alzamiento de bienes y él además de fraude a la seguridad social. La Fiscalía sostienen que la cantidad defraudada se acerca a los 200.000 euros.

Los dos procesados fundaron en noviembre de 1995 una constructora de la que los dos eran administradores solidarios. Aproximadamente un año después, ella cesó como administradora y en el 2014 le vendió a él su participación en la empresa. En paralelo, la mujer constituyó en el 2012 una segunda empresa de nombre similar y dedicada también a la construcción.

Años de incumplimientos

La Fiscalía sostiene que el administrador único de la primera constructora incumplió durante años la obligación de pagar a la Seguridad Social por media docena de trabajadores que estaban a sueldo de la empresa. A fecha de marzo del 2017, las cuotas impagadas sumaban 198.111 euros desde el año 2011. Sin embargo, la Fiscalía reclama solo por 154.152 euros, correspondientes a los cuatro años anteriores a la formalización de la acusación, porque la persecución legal de este tipo de fraude prescribe a los cuatro años de ocurrida la infracción. Por esta deuda, la acusación pública pide al tribunal que juzgará el caso que imponga a este hombre una condena de tres años de cárcel.

Más elevada es la solicitud de condena por el otro delito que la acusación pública les atribuye a los dos procesados. La fiscala del caso sostiene que el matrimonio se puso de acuerdo para tratar de poner tres coches a salvo de la reclamación de la deuda con la Seguridad Social, en lo que la acusación considera un delito continuado de alzamiento de bienes. Se trata de dos furgonetas Seat Inca y Renault Kangoo cuya propiedad fue transferida de la primera empresa a la segunda en febrero del 2013 y de un camión Iveco modelo 35C13 que pasó de una a la otra en enero del 2014.

Sobre el hombre pesa la acusación más dura, porque la acusación pública pide para él tres años de cárcel por el fraude a la Seguridad Social y otros cinco por el alzamiento de bienes. La mujer solo está acusada como cooperadora necesaria en el alzamiento de bienes y puede ser condenada hasta a cinco años de prisión.

La investigación de este caso fue dirigida por el juzgado de instrucción número uno de Monforte y la Fiscalía firmó su escrito de acusación en noviembre del 2017. El juicio por este caso se celebrará esta mañana en la Audiencia Provincial de Lugo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El fiscal pide ocho años de cárcel para dos constructores de O Saviñao