El estudio ambiental de la A-76 se libra de una segunda tramitación

Carreteras dice que la licitación de una obra en O Barco evitó que «caducase»


Monforte / Ourense / la voz

El delegado del Gobierno en Galicia, Javier Losada, aprovechó su última visita a Ourense para desplazarse también hasta O Barco y presentar el proyecto de la circunvalación, que el pasado sábado salió a licitación por 63 millones de euros. Una obra largamente anunciada que este año comenzará a ser una realidad con una partida de dos millones y que conectará la N-536 con la N-120. Precisamente en ese punto irá un enlace que también dará paso a la proyectada autovía entre Ponferrada y Ourense.

Se trata de una cuestión trascendente para el futuro de esta infraestructura porque, al conectar la A-76 con la circunvalación de O Barco, se entiende que arrancan también las obras de la autovía y «la declaración de impacto ambiental ya no caduca», según apunta el jefe de la Demarcación de Carreteras del Estado en Galicia, Ángel González del Río. Una situación que, según destaca, «desde el punto de los trámites administrativos simplifica y agiliza mucho».

En esa misma idea incidió el alcalde de O Barco, Alfredo García. «Si los proyectos están hechos y no se sacan a concurso, determinadas cuestiones pueden caducar, como los temas de impacto ambiental o cualquier modificación que se introduzca en la Ley de Carreteras y que obligue a rehacer el proyecto desde el inicio, y por lo tanto hay que esperar otros diez años más».

«Era importante que este proyecto saliera porque ya está listo, y además habilita los estudios de impacto ambiental que están aprobados para la A-76. Y se empieza también la autovía porque comienza ahí», añadió.

Una muy buena noticia

El alcalde de Monforte, José Tomé, manifestó ayer por su parte que la licitación de la circunvalación de O Barco supone también una noticia relevante para los intereses del sur de Lugo. Según su criterio que autovía Ponferrada-Ourense resultaría «prácticamente inviable» si hubiese que comenzar de cero con el proceso de declaración ambiental.

«Xa dixemos no seu momento que era necesario licitar algunha obra para que non caducase a declaración de impacto ambiental da autovía. Para nós é unha moi boa nova porque implica que a A-76, con independencia de ritmos e treitos, non vai ter que empezar de novo coa tramitación», dice Tomé.

El alcalde monfortino cuestiona, por otra parte, el que PP pretende erigirse ahora en abanderado de la agilización de las obras de la A-76. «A Zapatero esixíanlle que redactase o proxecto e licitase tramos ao mesmo tempo, e cando eles estiveron no goberno non se fixo absolutamente nada en sete anos», afirma.

Precedente en Monforte

Tomé advirtió del riesgo de que la declaración de impacto ambiental de la A-76 pudiese tener que iniciarse desde cero tras participar el pasado mes de octubre en una reunión en Fomento. La posible caducidad de este estudio se debía a la falta de avances en el proyecto después de tantos años de tramitación. El convenio suscrito con el ministerio en la etapa de Celestino Torres para prolongar la circunvalación de Monforte hasta la N-120 caducó por ese mismo motivo.

Tomé dice que la A-76 sería inviable si hubiese que empezar de cero con los trámites

Carreteras estudia por encargo del ministerio el posible desvío por Chantada

La Secretaría de Estado de Infraestructuras dejó en manos de la Demarcación de Carreteras del Estado en Galicia la posible modificación del trazado de la A-76 entre Monforte y Ourense en el caso de que resultase incompatible con la candidatura de Ribeira Sacra a la declaración de Patrimonio de la Humanidad. En caso de producirse ese inconveniente, el ministerio baraja la posibilidad de retomar el proyecto de la autovía entre Monforte y Chantada. De ese modo, la A-76 conectaría en Chantada con la que comunicará Lugo y Ourense.

Los alcaldes de Monforte y O Barco dieron a conocer esta opción tras una reciente reunión en Fomento en la que se abordaron los planes más inmediatos para la A-76. Por ahora, ni el ministerio confirma cambios en el trazado ni hay un pronunciamiento de la Xunta sobre la hipotética incompatibilidad entre la autovía y la candidatura a Patrimonio de la humanidad.

No obstante, existe un informe coordinado por el anterior Valedor do Pobo que deja caer que una infraestructura de ese calado impediría el reconocimiento por parte de la Unesco por el impacto ambiental que causaría a su paso por Os Peares. «Se non podemos instalar unha tirolina, parece lóxico que poidan xurdir problemas coa autovía», dijo el alcalde de Monforte en el último pleno, en el debate de una propuesta del PP que reclamaba que se mantenga el trazado inicial. Los populares objetan, entre otros argumentos, que el problema que puede plantearse en Os Peares frenaría también la construcción de la A-76 en la ribera de Chantada.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

El estudio ambiental de la A-76 se libra de una segunda tramitación