La tirolina es incompatible con la nueva protección del cañón del Sil

Cultura pide a ayuntamientos y diputaciones que no sigan adelante con el proyecto


MONFORTE, O Barco

La tirolina sobre el cañón del Sil podría quedar en nada. Todavía no hay una comunicación oficial que diga que el proyecto resulta inviable. Para ello deberían haberse iniciado los trámites previos a la autorización de las obras, algo que no ha sucedido. Pero desde la Xunta mandaron recado sobre la inviabilidad de esta iniciativa a las partes implicadas. El alcalde de Monforte, José Tomé, confirmó esta circunstancia durante el último pleno municipal. La Consellería de Cultura también se habría dirigido al Ayuntamiento de Castro Caldelas y a la Diputación de Ourense. El mensaje en todos los casos es el mismo: la tirolina es incompatible con la candidatura a patrimonio de la humanidad.

Tomé desveló en el último pleno el contenido de un whatsapp que le fue rebotado y que habría partido del presidente de la Diputación de Ourense, José Manuel Baltar. Según el alcalde de Monforte, Baltar dice en el mensaje que no tiene problema «en seguir adiante co proxecto [de la tirolina]», pero deja claro que «se seguimos adiante esquecémonos [de la declaración] da Unesco».

Este texto habría sido enviado a raíz de una conversación entre el titular de la Diputación ourensana y el conselleiro de Cultura, Román Rodríguez. Siempre según la versión de Tomé, el conselleiro también habría informado a la alcaldesa de Castro Caldelas de que la tirolina proyectada entre los miradores del Duque y Matacás colisiona con la reciente declaración de paisaje cultural y podría echar por tierra la declaración de patrimonio de la humanidad.

El alcalde de Monforte asegura que también recibió una recomendación en esos términos por parte de un cargo de la Consellería de Cultura. Fue a comienzos de diciembre, en A Coruña, durante la entrega del premio Paideia al escritor y editor monfortino Antón Lopo. «Nun intercambio de impresións o secretario xeral de Política Lingüística faloume dos problemas que suporía o proxecto despois da declaración de BIC», confirma Tomé.

El proyecto de la tirolina sobre el cañón del Sil tomó cuerpo en una reunión celebrada el pasado 11 de septiembre en Castro Caldelas, a la que asistieron la alcaldesa, el mandatario monfortino y los presidentes de las diputaciones de Lugo y Ourense. El encuentro tuvo continuidad a comienzos de octubre en el mirador del Duque, esta vez en el municipio de Monforte.

Fondos aprobados

Las administraciones implicadas llevaron con la máxima discreción las conversaciones y Tomé no se había pronunciado públicamente sobre el proyecto hasta el último pleno. Las diputaciones de Lugo y Ourense incluyeron en los presupuestos del 2019 ayudas por un total de 600.000 euros para la tirolina.

Tomé insiste en priorizar la A-76 sobre la candidatura a Patrimonio de la Humanidad

Las trabas por parte de la Consellería de Cultura al proyecto de la tirolina del cañón del Sil trascendieron en el último pleno cuando se discutía una iniciativa contraria a la posible modificación del trazado de la autovía Ponferrada-Ourense en el tramo de Os Peares. Todos los grupos apoyan el trazado inicial, pero el equipo de gobierno entiende que no se debería descartar la conexión a través de Ourense si la propuesta de declaración de Patrimonio de la Humanidad plantea problemas en Os Peares.

El informe que encargaron las diputaciones de Lugo y Ourense al anterior Valedor do Pobo advertía claramente de esa posible incompatibilidad. Los expertos concluían entonces que el objetivo de convertir la Ribeira Sacra en bien mundial «sería imposible» de mantenerse el trazado previsto inicialmente en el tramo más próximo a Ourense de la A-76. «Quen pon límites -se é que os pon- á Ribeira Sacra é a Xunta de Galicia coa declaración de BIC», dijo el alcalde de Monforte en el pleno.

No solo Os Peares

Tomé insiste en que, de tener que elegir, prefiere renunciar a la declaración de BIC antes de perder la autovía. El alcalde lo puso a las claras en la última sesión plenaria, en la que salieron a relucir los problemas que plantea la declaración de paisaje cultural. No solo en Os Peares. La alternativa de Chantada también afectaría a una zona ribereña que tiene en estos momentos el máximo nivel de protección. Ni siquiera está a salvo el tramo de entrada a Monforte, debido al impacto sobre el BIC del túnel de Montefurado.

«Reunirémonos as catro partes para decidir o que facer», dice la alcaldesa de Castro Caldelas

La alcaldesa de Castro Caldelas, Sara Inés Vega, reconocía tener constancia de la incompatibilidad que el proyecto de la tirolina tiene con la reciente declaración de Ben de Interés Cultural que la Xunta otorgó a Ribeira Sacra en diciembre. Pero poco más quería hablar del tema. Apelaba a que todavía está pendiente una reunión entre las partes implicadas para consensuar una postura conjunta. «Non vou facer ningún comentario mentres non nos reunamos as catro partes», decía Vega, en alusión a los ayuntamientos de Castro Caldelas y Monforte, así como las diputaciones de Lugo y Ourense. Reconoció que no hay fecha para el encuentro. La regidora ourensana apelaba a la necesidad de consensuar una postura común, «e despois sacaremos un comunicado; eu non me atrevería a falar só pola miña parte». No obstante, reconocía que había «algún atranco» al proyecto. Eso sí, al mismo tiempo descartaba darlo por finiquitado, apelando a que «se irá solventando ao largo do recorrido».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La tirolina es incompatible con la nueva protección del cañón del Sil