Las talas del castro de Chavaga se hicieron sin permiso de la Xunta

Patrimonio estudiará imponer una sanción por posibles daños en el yacimiento


monforte / la voz

El servicio provincial de Patrimonio Cultural de la Consellería de Cultura abrió un expediente sobre las talas de madera quemada que se llevaron a cabo en la parroquia monfortina de Chavaga después de los incendios que sufrió esta localidad en octubre del 2017. La iniciativa se tomó a raíz de una denuncia realizada el pasado agosto por la eurodiputada gallega Lídia Senra, quien pidió que se investigasen los posibles daños causados por estos trabajos en el castro de Chavaga.

En la respuesta que envió la parlamentaria, el mencionado servicio dice que sus técnicos «comprobaron que se fixeran unha corta de arboredo e remocións de terras, que afectan á area de protección integral e ao contorno de protección do castro». Estas actuaciones -añaden- no contaron «coa previa e preceptiva autorización da Consellería de Cultura». La jefa del referido servicio provincial señaló además que el pasado 29 de noviembre remitió una copia del expediente de denuncia a la Subdirección Xeral de Protección do Patrimonio Cultural, «por se consideran procedente iniciar os trámites para a incoación dun expediente sancionador aos presuntos responsables destes feitos».

En la denuncia que presentó en agosto -según recuerda ella misma-, Senra afirmó que en los trabajos de retirada de la madera quemada se utilizó «maquinaria pesada que chegou a abrir pistas que non respectan os camiños existentes e nin sequera os muros perimetrais que existen nas cotas do monte, orixinando desperfectos no castro e nos muros de pedra antigos». Tras la respuesta de Patrimonio, la eurodiputada exige ahora «que o expediente sancionador se abra canto antes» y «que se adopte unha solución efectiva xa para protexer o xacemento arqueolóxico, recuperar a zona dos danos causados e evitar que isto volva acontecer».

En una visita que hizo al castro en las mismas fechas en las que presentó la denuncia a Patrimonio, Lídia Senra estuvo acompañada por la diputada autonómica de En Marea Paula Vázquez Verao, quien anunció que también presentaría una iniciativa en el Parlamento gallego sobre estos hechos.

Catalogación oficial

El yacimiento, según se indica en la respuesta de Patrimonio a Lídia Senra, está catalogado oficialmente con el nombre de castro de Cabo-A Coroa. Considerado como uno de los yacimientos castreños más importantes de la comarca, el antiguo asentamiento -en el que hasta ahora no se realizaron investigaciones arqueológicas- tiene unas dimensiones aproximadas de 170 por 140 metros y está formado por dos plataformas rodeadas por terraplenes. Algunos investigadores opinan que el lugar pudo ser reocupado en la época del reino suevo. Según indica el historiador Xabier Moure en su blog O noso patrimonio, el asentamiento es mencionado con el nombre de «castrum de Zabaga» en un documento del año 572 en el que se indica que servía como límite del llamado «Comitatus Paramienseis», uno de los territorios en los que se dividía Galicia.

Los técnicos comprobaron que hubo movimientos de tierras en áreas protegidas

Los trabajos de retirada de madera quemada fueron realizados en terrenos privados

Una vecina Chavaga, Teresa Rodríguez Rodríguez, afirma que en su momento dirigió al Seprona -a título particular- «unha denuncia que aínda non recibiu contestación» para que se investigasen los posibles daños causados en el castro durante la recogida de madera quemada. Los terrenos en los que se hicieron los trabajos, explica, son propiedad de varios vecinos de la parroquia. «Pero penso que a responsabilidade dos destrozos que poida haber non é dos propietarios senón da empresa que fixo as obras, que é quen debía pedir autorización a Patrimonio», añade.

Rodríguez dice asimismo que cuando se efectuaron las talas realizó varios avisos por teléfono al Ayuntamiento y a la Consellería de Medio Rural para que comprobasen si se estaban provocando daños en el castro. «Non se fixo nada excepto unha visita que realizou a Policía Local a unha ponte que cruza a vía do ferrocarril e que tamén sufriu danos polo paso dos camións cargados de madeira», asegura.

Parecer del alcalde

Por su parte, el alcalde José Tomé dice que al concejal de Obras, José Luis Losada, no le consta que se presentase en el Ayuntamiento ninguna denuncia formal sobre las talas. «Si que se fixo un informe sobre a ponte do ferrocarril, que é de Adif, pero polo que sabemos, os danos consistiron en que se abriron unhas fochancas», apunta. «Se houbo destrozos no castro, estou de acordo en que os responsables deben ser sancionados, pero hai que esperar a ver que di Patrimonio», agrega.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Las talas del castro de Chavaga se hicieron sin permiso de la Xunta