La sequía y la avispilla se alían contra la cosecha de castaña en el sur lucense

Los productores locales esperan una fuerte merma en cantidad y calidad del fruto


monforte / la voz

Las condiciones meteorológicas de este otoño y los daños provocados por la avispilla del castaño están causando una fuerte merma en la cosecha de castañas en el sur lucense. El Ayuntamiento de O Courel ya tiene preparado el programa de la 31 edición de la Festa da Castaña -será el 3 de noviembre en Folgoso- y espera no tener problemas para reunir al menos setecientos kilos de fruto para el festejo, aunque la campaña no se presenta nada halagüeña. «A castaña aínda están empezando a caer e hai que esperar un pouco máis para ver o que pasa, pero todo indica que este ano non vai haber moita», señala la alcaldesa Dolores Castro.

El empresario chantadino Miguel Areán, responsables de la empresa chantadina Castañas Naiciña, calcula por su parte que en el conjunto del sur lucense las pérdidas pueden suponer hasta un 80% con respecto a un año que se puede considerar normal, aunque puntualiza que todavía no dispone de datos concretos. En cuanto a la avispilla -añade-, «parece que fixo bastante máis dano do que pensabamos ao principio e que está afectando á colleita nunha medida bastante importante». A ello se han sumado la sequía y la altas temperaturas. «Desde o punto de vista de meteorolóxico, o peor foi en setembro, porque se nese mes houbese unhas condicións parecidas ás que estamos tendo en outubro creo que aínda podíamos ter unha colleita decente, pero non foi así», comenta. Aunque el calor tardío perjudicó en buena medida el desarrollo del fruto, en opinión de Aréan lo más negativo ha sido la falta casi total de lluvias durante el paso del verano al otoño.

La cosecha en este territorio, apunta Areán por otro lado, no solo se va a caracterizar por una escasa producción, sino también por unas castañas muy mermadas y de poca calidad. «A demanda que hai hoxe no mercado é sobre todo de froito de alta calidade e iso é algo que será difícil que haxa este ano», concluye el empresario.

Una campaña con malas perspectivas sucede a otra que resultó pésima

Si bien la cosecha de castaña en el sur lucense se presenta problemática este año, el empresario Miguel Areán apunta que la situación es muy diferente en función de las distintas áreas productoras. «O que estamos vendo é que en lugares como O Courel, Sarria ou Samos a colleita é moi mala, pero polo que eu sei, en sitios como o Bierzo a produción está sendo bastante abundante», explica.

En el sur de la provincia, por otra parte, la campaña actual sucede a otra que ya fue considerada como pésima. En el 2017, las heladas tardías que cayeron en abril perjudicaron en gran medida los castaños y fueron seguidas de un período de sequía que duró varios meses. El resultado fue una cosecha muy reducida, con frutos de pequeño tamaño y en muchos casos atacados por los insectos.

De cara a años próximos

La propagación de la avispilla del castaño, asimismo, hace temer a los productores del sur lucense por las cosechas de los próximos años. Aunque no se puede saber todavía el efecto que tendrán las campañas de lucha biológica contra la especie invasora que se han llevado a cabo en este territorio a lo largo del presente año -y de las condiciones meteorológicas de los próximos meses-, Miguel Areán considera que en cualquier caso la plaga va a persistir durante mucho tiempo. «Lamentablemente, teremos que acostumarnos a convivir con ela», pronostica. «Aínda non sabemos se as soltas de Torymus van servir para frear esta praga, pero o que nos din os expertos é que por agora non hai ningunha outra maneira de loitar contra ela, así que non temos máis alternativa que esperar a ver que pasa», dice por su parte la alcaldesa de Folgoso do Courel.

A la espera del efecto del «Torymus»

Los productores de O Courel, según indica la alcaldesa, esperan que el próximo año se hagan sentir los efectos de las sueltas de Torymus sinensis realizadas por la Xunta. Este insecto parasitario es el único remedio conocido contra la avispilla del castaño. En el municipio se realizaron cerca de quinientas sueltas en los últimos meses. A la izquierda, un ejemplar adulto de avispilla recién formado tras haber pasado por el estado larvario. foto carlos rueda

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La sequía y la avispilla se alían contra la cosecha de castaña en el sur lucense