La ribera de Vilachá, a vista de parapente

Luis Díaz
LUIS DÍAZ MONFORTE / LA VOZ

LEMOS

ANTONIO FERREIRO

El Alto do Coto reúne a aficionados de toda Galicia por la vistosidad de los vuelos en este tramo del cañón del Sil

21 sep 2018 . Actualizado a las 13:23 h.

No es fácil disfrutar de una perspectiva que abarque toda la ribera de Vilachá de Salvadur y el caprichoso meandro que dibuja el Sil aguas abajo. El mirador al que se accede desde esa población, uno de los más espectaculares y menos conocidos de la Ribeira Sacra, da cuenta de la grandiosidad del paisaje en el entorno del recodo de A Covela. Pero nada comparable a la vista que disfrutan los aficionados al parapente que cada vez en mayor número utilizan como pista de despegue el Alto do Coto, casi frente a los viñedos de A Pobra do Brollón.

La foto que ilustra estas líneas se captó en agosto, durante la Quedada de Parapente que organizó el club coruñés Troglobios en ese alto del municipio de Ribas de Sil próximo al pueblo de Torbeo. Fue un homenaje a Carlos Martínez Villanueva, aficionado al parapente fallecido este verano en un accidente de moto. La pista de despegue leva ahora su nombre.

«A pista ten moi boa saída, é fácil facer vós a 2.000 metros», dice Antonio Ferreiro, participante en la quedada y autor de la foto. La imagen fue captada a esa altura, mediante una minúscula cámara acoplada al casco de parapente. «Non é doado tomar imaxes durante un voo porque tes que estar con todos os sentidos no que fas», explica Ferreiro. Pese a todo, hay quien lo intenta. Más de un teléfono móvil acaba por ello en el fondo del Sil en las cercanías del meandro de A Covela.