¿Cuántos osos rondan por O Courel?

Los investigadores analizan las heces de los animales para realizar el primer censo gallego de la especie

Un oso pardo en Asturias
Un oso pardo en Asturias

quiroga / la voz

La presencia de los osos pardos en la sierra de O Courel y otras partes de la montaña lucense está bien demostrada desde hace tiempo, pero nadie sabe con certeza cuántos ejemplares se adentran cada año en este territorio. Los responsables del proyecto Life Oso Courel pretenden realizar por primera vez un censo de estos osos deambulantes basándose en el análisis de muestras biológicas, el rastreo de huellas y la obtención de imágenes con técnicas de fototrampeo.

El biólogo Óscar Rivas, uno de los especialistas que participan en el proyecto, señala que durante el verano se han recogido muestras de excrementos de oso en varios lugares del municipio de Folgoso do Courel, algo que se seguirá haciendo en los próximos meses. De ellas se espera obtener células de la epidermis del animal con el fin de extraer fragmentos de ADN. «O obxectivo é chegar a identificar os diferentes individuos e facer unha estimación polo menos aproximada do número de exemplares que percorren habitualmente este territorio», explica.

De momento -indica Rivas por otra parte- es muy pronto para saber cuándo estará realizado este recuento. «Se todo vai ben, para a primavera quizá poidamos ter unha primeira estimación, pero por agora non se pode dar un prazo», añade.

Por otro lado, el análisis de las heces servirá para conocer la dieta de los osos y su capacidad para utilizar los recursos alimentarios disponibles en las distintas épocas del año, lo que será muy útil para desarrollar los planes de conservación de la especie. El estudio ya ha mostrado que los plantígrados que visitan las sierras lucenses consumen desde hierba hasta carroña, pasando por insectos y frutas silvestres, junto con algunos alimentos no identificables.

Catalogan 192 alvarizas y 174 explotaciones apícolas modernas

Las actuaciones previstas en el plan Life comprenden la realización de un inventario de los colmenares tradicionales y modernos en el territorio donde se desarrolla el programa. La catalogación de las alvarizas o alvares ya terminó y en ella se han identificado un total de 192 construcciones. De ellas, 132 fueron localizadas mediante fotografías aéreas de 1956 y las demás se ubicaron en trabajos de campo. En la misma área se inventariaron además 174 explotaciones apícolas modernas, de las que 142 estaban registradas oficialmente.

Los promotores del plan Life proyectan ahora restaurar algunas alvarizas para que puedan ser utilizadas como recurso turístico y cultural. En cuanto a los colmenares que están en uso, el proyecto prevé dotarlos en su totalidad de pastores eléctricos para prevenir los ataques de los osos. Por ahora se han protegido cincuenta explotaciones. La instalación de estas defensas continuará durante el otoño.

El territorio en el que se desarrollao el plan de conservación -gestionado por la Fundación Oso Pardo y la Asociación Galega pola Custodia do Territorio, con el apoyo de la Xunta- abarca los municipios de O Courel, Quiroga, Pedrafita do Cebreiro, Samos, Triacastela y As Nogais.

Empiezan a germinar los futuros bosques de frutales para alimentar plantígrados

Para el otoño del 2019 está previsto plantar en el territorio del plan Life entre 15.000 y 30.000 cerezos silvestres para que ofrezcan alimento a los osos que visitan la montaña lucense y a los que puedan instalarse en el futuro. Las semillas fueron recogidas durante los últimos meses en áreas acordadas con el Servizo de Montes y en la actualidad ya están germinando en invernaderos. También se prevé plantar arbustos de sanguiño -arraclán en castellano-, que producen bayas consumidas habitualmente por los osos.

En los próximos meses se elegirán las áreas más adecuadas para realizar estas plantaciones, de manera que formen corredores por los que puedan desplazarse los osos para procurarse alimento. Los responsables del plan Life también negociarán acuerdos con los propietarios de los terrenos. «Decidiuse plantar principalmente cerdeiras coa idea de que os donos das terras poidan obter un beneficio económico coa produción de madeira», apunta a este respecto Óscar Rivas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos
Comentarios

¿Cuántos osos rondan por O Courel?