La excelencia está en Amandi

Sober presume de ser la única feria que solo vende vino de la histórica añada del 2017


MONFORTE / LA VOZ

La cata de calificación puntuó como «excelente» a la cosecha del 2017 en Ribeira Sacra, una nota que solo se alcanzó en otra oportunidad en la historia de la denominación de origen. Está siendo un buen reclamo para las ferias del vino, pero en Sober quieren poner los puntos sobre las íes en vísperas del arranque de su muestra. La única del calendario vitícola de la zona, subrayan los bodegueros participantes, en la que todos los vinos están amparados por el consejo regulador y corresponden obligatoriamente a la última añada.

Tres son las condiciones para que las bodegas puedan participar en la Feira do Viño de Amandi: estar situadas dentro del municipio de Sober, pertenecer a la denominación de origen y tener la contraetiqueta del consejo regulador para el vino de la última vendimia. «Queremos que a feira sexa a presentación da última colleita», dice el alcalde, Luis Fernández Guitián. «Tratamos de coidar os detalles -prosigue- porque sabemos que os viticultores de Sober tamén coidan moito os viños».

«La feria siempre sirvió de presentación de la última cosecha. Es una forma de dar a conocer lo nuevo que hay en Amandi a la gente de toda Galicia que viene esos días a Sober», apunta Jorge Carnero, uno de los bodegueros que expondrán sus vinos.

La Feira do Viño de Amandi, a la que el alcalde le gusta referirse como «mostra», reunirá a la práctica totalidad de las bodegas acogidas a esta subzona. Pequeños productores para los que las ventas del fin de semana pueden resultar motivadoras y grandes empresas como Rectoral de Amandi o Regina Viarum en cuyas cuentas ese movimiento resulta poco trascendente. «Hay que estar», dicen unos y otros.

«Es la gran fiesta para Sober, dos días en los que demuestra que tiene algo muy importante, como es el vino. En la feria se vende bastante, pero no vamos por las ventas. Hay que estar porque Sober hoy es una referencia, tiene presente y mucho futuro», dice Fernando González, de Adega Algueira.

Orquestas frente a bodegas, dos modelos de organización

La elección de las orquestas que van a actuar por la noche no es cuestión menor en algunas de las ferias vitícolas de la Ribeira Sacra. Buena parte del éxito depende, desde el punto de vista de los organizadores, del acierto en la elección de las actuaciones musicales. En Sober presumen de que el verdadero protagonista es el vino, aunque tampoco renuncian al modelo de feria popular.

«Facemos unha feira, máis ben mostra, que ten na festa un complemento. Aquí o que importa é o viño», afirma el alcalde de Sober. A Guitián no le gusta hablar de las ventas, porque entiende que es una promoción para todo el año. «Na época do comercio electrónico, ninguén vai carretar catro caixas na feira», apunta.

Contenedores repletos

«Hoy no te puedes centrar solo en las ventas, lo importante son los contactos que haces. Esa gente pasa luego por la bodega o pide tu vino en un local», corrobora Jorge Carnero. No hay grandes cambios en el formato, pero lo cierto es que la feria funciona. Los grandes contenedores de vidrio siempre quedan a rebosar y ese es mejor indicador que cualquier estimación oficial.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

La excelencia está en Amandi