En Magnesitas hay mineral para rato

La empresa de O Incio tiene garantizada la materia prima como mínimo para cuarenta años

La mina de la que sale toda la magnesita gallega Desde los años 60 un único yacimiento en O Incio abastece de este mineral

monforte / la voz

La mina que explota la empresa Magnesitas de Rubián en el municipio de O Incio proporciona empleo directo a medio centenar de personas. Estos puestos de trabajo dependen del único yacimiento de magnesita que está en explotación en Galicia. Algo más de medio siglo despué de su puesta en marcha, la empresa prepara su futuro con un ojo puesto en la creciente competencia de China, el mayor productor mundial de este mineral, y otros países emergentes y con menos costes de producción. Por el momento, en el exterior sus mercados tradicionales aguantan bien y en casa el yacimiento tiene mineral para muchos años. A continuación, un repaso por la historia, el presente y las perspectivas de esta empresa.

¿Cuánto más va a durar el yacimiento de magnesitas de O Incio?

La empresa vende cada año alrededor de 70.000 toneladas de magnesita. A este ritmo, hay veta para aproximadamente cuarenta años más, veinte de ellos con la información y la planificación que tiene la empresa actualmente y otros veinte después de realizar nuevos estudios técnicos sobre el subsuelo de Castelo, la aldea de la parroquia de Rubián de Cima bajo la que se extiende el yacimiento. Pero eso no quiere decir que dentro de cuarenta años se vaya a acabar el yacimiento. Es solo que para ir más allá serán precisos estudios geológicos más en profundidad. En todo caso, todo apunta a que hay mineral para mucho más que eso.

¿Cuánto crece la mina cada año?

Magnesitas de Rubián empezó su actividad en 1963 con una pequeña mina subterránea. En 1971, empezó a explotar a cielo abierto y en 1986 volvió a la minería subterránea, porque la cantera no podía crecer más en superficie sin acercarse peligrosamente a la aldea de Castelo. En los 31 años que han pasado desde la vuelta a las galerías subterráneas, la maquinaria de extracción ha ido avanzando a un ritmo aproximado de cien metros al año. Desde la boca de la mina hasta el último frente de extracción hay ahora tres kilómetros de distancia. Pero la estructura de la mina no es lineal. La superficie total de las galerías no está medida, pero en la empresa calculan que pueden sumar entre veinte y treinta kilómetros.

¿La producción está enfocada a un solo mercado?

No. Magnesitas de Rubián vende a la industria alimentaria el 80% del mineral, como ingrediente de piensos para ganado bovino. Otro 20% se destina a la elaboración de fertilizantes.

¿Hay perspectivas para diversificar mercados con otros productos?

De hecho, ya han empezado a hacerlo, pero se trata de una producción muy pequeña. El año pasado, Magnesitas de Rubián empezó a procesar hidróxido de magnesio, que antes era un material resultante del procesado de la magnesita al que no le sacaba ningún provecho. En el 2016 vendió una parte de ese material a las dos acerías asturianas de Arcelor Mital. Este año esperan venderle el 100% a esa multinacional, que utiliza este producto para corregir mezclas siderúrgicas y mejorar la composición final del material que fabrica.

¿El mercado de la Magnesita tiene mucha competencia?

El de Magnesitas de Rubián es el único yacimiento gallego de este mineral y uno de los dos que hay en la Península. El otro está en Navarra y produce aproximadamente 160.000 toneladas al año. No hay muchas empresas en Europa que se dediquen a lo mismo. En Grecia operan dos, en Eslovaquia otras dos y en Austria una mas, aunque con tres minas distintas. El 85% de las reservas mundiales de magnesita están en China. A Europa llega la producción china y también la de la India y Turquía y, en menor medida, de Brasil y de Arabia Saudí. También tienen yacimientos Estados Unidos y Australia, pero su producción no se vende en Europa.

Votación
4 votos
Comentarios

En Magnesitas hay mineral para rato