Un pinar entero fue pasto de las llamas entre Bóveda y Rubián


monforte / la voz

Decenas de hectáreas de monte se quemaron ayer en un incendio forestal en el municipio de Bóveda. El fuego afectó tanto a terreno arbolado como de monte bajo, pero la mayor parte de lo que ardió fueron pinos de una plantación situada al lado del corredor de Monforte a Lugo.

El primer aviso sobre este fuego llegó a los servicios de extinción a las dos de la mañana, en un momento de temperaturas propias de una noche de verano y con ráfagas de viento fuerte. La zona que ardía se encuentra dentro de la parroquia de San Fiz, a medio camino entre Bóveda y Rubián.

Las primeras brigadas enviadas a la zona controlaron el avance del fuego, pero al amanecer seguía sin estar extinguido, ni tampoco técnicamente controlado. A pesar de que su intensidad había bajado mucho con respecto a los primeros momentos, las llamas rebrotaron durante la mañana.

Para apagarlo, los servicios de extinción aplicaron contrafuegos para limitar los daños a la plantación de pinos. Finalmente, las llamas calcinaron la superficie del pinar, pero en apariencia la mayor parte de los árboles no han sufrido graves daños, gracias sobre todo a que tenían podada la parte más próxima al suelo. En las cercanías del pinar ardieron también robles y frondosas.

El humo de este incendio fue perfectamente visible durante toda la mañana para los conductores que circulaban en el tramo del corredor que pasa entre Bóveda y Rubián. Sin embargo, la humareda no llegó a ser nunca tan intensa como para entorpecer el tráfico o provocar un corte de la carretera.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Un pinar entero fue pasto de las llamas entre Bóveda y Rubián