El padre Esteban regresará a Monforte para siempre

Los restos mortales del religioso, profesor e historiador serán trasladados en abril a la ciudad en la que pasó seis décadas


MONFORTE / LA VOZ

El 23 de abril es la fecha marcada para el retorno a Monforte de los restos mortales del padre Esteban Martínez, profesor del colegio Escolapios, especialista en la historia local y vecino de la ciudad durante cerca de seis décadas. El religioso estaba enterrado en Madrid desde su fallecimiento en abril del 2002, pero había manifestado en repetidas ocasiones que su deseo era recibir sepultura en Monforte. La iniciativa se debe principalmente a un grupo de antiguos alumnos de Esteban Martínez que cuenta con la colaboración de los familiares del fallecido profesor y con el apoyo de la comunidad escolapia y del Ayuntamiento.

El día que se lleve a cabo la inhumación de los restos del padre Esteban -será en en el panteón de los Escolapios del cementerio municipal- se celebrarán varios actos de homenaje abiertos a todos los vecinos, en los que participarán los parientes del religioso y numerosos antiguos alumnos del colegio. Por una parte, se oficiará una misa en su memoria en la iglesia de la Compañía. Al mismo tiempo será inaugurado en las inmediaciones del colegio un monumento dedicado al sacerdote y docente. Consistirá en un busto de bronce sobre un pedestal de granito que se instalará cerca de la estatua del séptimo conde de Lemos que se encuentra en la misma zona. El monumento será financiado por suscripción popular y con este fin una cuenta bancaria estará disponible en breve plazo para todos los que deseen aportar donativos. En caso de que la suscripción no sea suficiente, el Ayuntamiento cubrirá la diferencia, y si la cantidad recaudada sobrepasa lo necesario para pagar la estatua, el dinero sobrante se destinará a iniciativas humanitarias relacionadas con la educación.

Un libro de semblanzas

El mismo día se presentará un libro escrito por una docena de personas que trataron a Esteban Martínez y que consiste en una serie de semblanzas que abordan las diferentes facetas de su personalidad, como religioso, como docente y como estudioso y divulgador del patrimonio histórico de Monforte. Estos actos se celebrarán a media tarde -el horario exacto se dará a conocer más adelante- y los interesados podrán inscribirse además para asistir a una cena de confraternización con la que se prevé cerrar la jornada.

La organizadores del homenaje destacan por otro lado la elevada calidad intelectual y humana del homenajeado y su carácter afable y generoso. «Foi un home sabio e por iso mesmo sinxelo e humilde», apuntó a este respecto Abel Veiga, uno de los antiguos alumnos del colegio que propusieron a la familia del padre Esteban el traslado de sus restos a la ciudad en la que pasó la mayor parte de su vida y de la que tenía el título de hijo adoptivo. «Cando marchou para Madrid en 1998 por motivos de saúde deulle moitísima mágoa deixar Monforte -añadió Veiga- e dixo que o que quería era quedar aquí para sempre, así que con este traslado o que se fai é cumprir por fin a súa última vontade».

La biografía de Esteban Martínez González está estrechamente relacionada con la vida monfortina a lo largo de gran parte del siglo pasado. Nacido el 21 de noviembre de 1911 en la localidad burgalesa de Cubillos del Rojo, realizó sus primeros estudios en Cantabria y Getafe. Entre 1928 y 1934 estudió filosofía, teología y ciencias en Navarra y La Rioja. Ese último año fue destinado a Monforte, donde residiría hasta 1998 de una forma continuada, con la única excepción de una breve estancia en un colegio de Alcalá de Henares en 1975.

A partir de 1934

Esteban Martínez padeció serios problemas de salud que lo obligaron a interrumpir su labor docente entre 1943 y 1944. De 1972 a 1975 dirigió una residencia vocacional para jóvenes que regentó en Monforte la orden escolapia. Durante su vida ejerció como guía de la iglesia de la Compañía, que mostró a innumerables visitantes. Tras su jubilación en 1983, dedicó más esfuerzos a la divulgación del patrimonio histórico. En 1985 la Xunta editó dos guías escritas por él sobre el Colegio del Cardenal y su pinacoteca. En el año 2000, el Ayuntamiento de Monforte publicó una extensa guía histórica del colegio, también de su autoría.

alumnos y profesores

El homenaje fue presentado por Abel Veiga Copo (izquierda), antiguo alumno del padre Esteban y director del área de internacionalización del Instituto Galego de Promoción Económica (Igape), y por José González Martín (derecha), miembro de la comunidad escolapia y antiguo profesor del centro. Los dos resaltan la amplia huella educativa que dejó el religioso, ya que no solo tuvo alumnos de la zona, sino que también formó a internos procedentes de muchas localidades gallegas

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
17 votos
Comentarios

El padre Esteban regresará a Monforte para siempre