El anuncio de rescisión paraliza al instante la construcción de la A-56

Las empresas esperan poder recolocar cuanto antes a la mayoría de los trabajadores, pero fuera de Carballedo


monforte/la voz.

La paralización de las obras en los tramos San Martiño-A Barrela y San Martiño-A Barrela enlace norte ha sido inmediata, después de que el ministro de Fomento, José Blanco, anunciase la rescisión del contrato de los dos tramos de la autovía A-56, entre Ourense y Lugo. Los operarios de las dos empresas encargadas de las obras y sus subcontratas, que recibieron la noticia poco después de la rueda de prensa ofrecida por el titular de Fomento, ponían punto y final a su trabajo ayer.

El tramo San Martiño-A Barrela corresponde a la constructora Vías y el enlace norte, a la constructora Abaldo. Algunos de los más de treinta obreros de las subcontratas empleadas por esta última empresa serán reubicados en diversas obras fuera de Carballedo. Otra parte se quedarán en paro.

Una veintena de camiones y palas de la empresa santiaguesa Santa María do Couto estuvieron todo el día de ayer paralizados en el lugar de Quinta, perteneciente a la parroquia de Estivada. El encargado de los vehículos asegura que la próxima semana serán retirados. Esta firma había sido contratada por Abaldo para hacer los movimientos de tierra del enlace. Habían empezado en junio y tenían que haber terminado en el mismo mes del 2011. Ya tenían completado el 20% del encargo.

En el mismo tramo trabajaban también ayer en la construcción de la base de un puente un grupo de unos seis obreros de la empresa Vilariño, de Lalín, subcontratada para levantar la estructura de la autovía.

En cambio, en el tramo San Martiño-A????????Barrela, la actividad era nula ayer por la mañana y no se encontraban rastros de maquinaria por ninguna parte, ni de trabajadores.

El Ministerio de Fomento volverá a licitar los dos tramos cancelados por el momento de la autovía A-56 entre Lugo y Ourense, aunque en esta ocasión por la fórmula de la financiación pública-privada.

Febrero de 2008

El Ministerio de Fomento licitó el contrato de las obras del tramo San Martiño-A Barrela enlace norte en febrero de 2008, para el que destinó en torno a 47 millones de euros. Un total de 8,8 kilómetros, en los que se proyectaron once estructuras: nueve pasos superiores, un paso inferior y un viaducto sobre el río Búbal de 303 metros de longitud. También estaba previsto garantizar veinticuatro caminos paralelos y siete transversales.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

El anuncio de rescisión paraliza al instante la construcción de la A-56