Objetivo: una hora de ejercicio al día

Ana T. Jack

LA VOZ DE LA ESCUELA

Los niños necesitan acceder a espacios al aire libre en los que hacer ejercicio
Los niños necesitan acceder a espacios al aire libre en los que hacer ejercicio PEPA LOSADA

Los hábitos sedentarios perjudican la salud del ochenta por ciento de los adolescentes del mundo

04 dic 2019 . Actualizado a las 05:00 h.

«Mamá, ¿me vienes a buscar en coche? Andando tardo casi media hora». «Está lloviendo, ¿cogemos un taxi?». «Con el temporal que hace, mejor me quedo en casa y hoy no voy a entrenar». «¿Pero os habéis pasado la tarde jugando a la Switch en vez de salir al parque? Estos niños…». Son algunas expresiones habituales en el día a día de cualquier familia con niños o adolescentes.

Lo cierto es que, según nos llega por las noticias publicadas de forma continua en los medios, no hemos avanzado nada en los últimos años en lo que a hábitos saludables se refiere: la epidemia de obesidad infantil es ya una realidad que afecta a uno de cada tres niños españoles. Y tres de cada cuatro adolescentes en nuestro país son sedentarios, es decir, no hacen el ejercicio físico mínimo necesario para cuidar la salud, que se estima en una hora diaria según los estándares que establece la Organización Mundial para la Salud, (OMS).

EL EJERCICIO, FUNDAMENTAL

Los últimos datos difundidos por este organismo, tras una investigación a lo largo de 15 años en 145 países, alertan de que el sedentarismo es una lacra que afecta a países ricos y pobres, en mayor medida a las mujeres. Y en gran parte está potenciado por la explosiva revolución digital de los últimos años, que ha transformado el mundo y también, poco a poco, nuestros cuerpos y nuestras mentes. Y eso, a pesar de que cada vez tenemos más datos de que el ejercicio físico es fundamental a lo largo de toda la vida, y muy especialmente en la etapa del desarrollo infantil y juvenil.

En concreto, practicar un deporte o realizar alguna actividad física de forma habitual tiene beneficios:

Beneficios intelectuales:

  • Mejora la capacidad de atención.
  • Aumenta el rendimiento académico.

Beneficios físicos:

  • Ayuda a controlar el peso.
  • Mejora la salud ósea, la fuerza y la resistencia muscular.
  • Fortalece el sistema cardiovascular y metabólico.
  • Favorece el aumento del colesterol bueno.
  • Reduce el riesgo de padecer diabetes y otras enfermedades en la edad adulta.

Beneficios psicosociales:

  • Aumenta el bienestar personal, la confianza en uno mismo y la autoestima.
  • Favorece la socialización y el dominio de las habilidades sociales.
  • Disminuye el riesgo de padecer ansiedad o depresión.
  • Facilita la adquisición de valores como la perseverancia, el esfuerzo, la disciplina, el trabajo en equipo...

Las razones de la inactividad

Si son tantos y tan evidentes los beneficios del ejercicio físico, ¿por qué hay tantos menores afectados por el sedentarismo? Son varias las causas:

  • Por un lado, hay que reconocer que los niños de hoy en día apenas tienen tiempo libre en su día a día y están sujetos, en general, a unos horarios demasiado programados. No hay tiempo para hacer ejercicio físico de forma espontánea, como por ejemplo ir a dar un paseo en bicicleta o jugar al pilla pilla en la plaza. Las tardes suelen estar programadas al milímetro: hay que hacer los deberes o ir a clase de inglés, o al conservatorio...
  • Cada vez tienen menos acceso a espacios libres, a parques, jardines o entornos naturales (bosques, ríos, playas...). Los centros comerciales o los lugares asfaltados no invitan al movimiento libre y espontáneo.
  • ¡Ya no van andando a ningún sitio! Debido a las distancias y a las prisas, niños y adolescentes van al colegio y vuelven en coche o en bus, suben y bajan en ascensor, utilizan patinetes eléctricos…
  • Existe una clara sobreprotección que nos lleva a prohibirles realizar actividades hoy consideradas de riesgo: jugar por el suelo, subirse a los árboles, bajar solos a la calle, irse de excursión con los amigos...
  • Las pantallas invaden su tiempo de ocio: ordenadores, consolas, televisiones, tabletas digitales, móviles inteligentes... Todas estas nuevas formas de ocio facilitan el tumbing y la falta de oportunidades para el ejercicio corporal.
  • Los padres en ocasiones somos blandos y nos dejamos convencer por excusas del tipo «no tengo tiempo para estudiar si me apunto a baloncesto», «el entrenador es muy malo», «me aburro», «tengo demasiadas agujetas», «con las dos horas de gimnasia semanales del cole ya es suficiente».

Superemos estos obstáculos y propongamos, al menos, una hora de ejercicio físico al día (preferiblemente, seguida, pero al menos en tiempos de 10 a 15 minutos). La salud de nuestros hijos está en juego.

 

 escuela de familias

? TEMA DO MES: Luchar contra el sedentarismo.

? ETAPA: Infantil, primaria y secundaria.

? EL DATO: Coincidiendo con el Día Mundial contra la Obesidad, celebrado el pasado mes de noviembre, el Consejo General de la Educación Física y Deportiva (Colef) recordó que de cada diez niños españoles, dos presentan sobrepeso y uno obesidad.

? LA FRASE: «Moverse entre clases debería ser una obligación; incorporar más horas de Educación Física en los centros educativos tendría que ser una medida prioritaria del Gobierno» (Víctor Arufe).

? COMPORTAMIENTOS QUE EVITAR: Permitir un estilo de vida sedentario (y por tanto perjudicial para su salud) a niños y adolescentes en pleno desarrollo.

? ALGUNAS CLAVES: Fomentar el ejercicio físico regular: es muy beneficioso para la salud física, psicológica y emocional. Si conseguimos que nuestros hijos lo incorporen como un hábito, será un excelente regalo para toda la vida.

? PARA SABER MÁS: Consejos sobre actividad física para niños y adolescentes. Grupo de trabajo de actividad física de la Asociación Española de Pediatría: http://tiny.cc/e67vgz