El régimen de Maduro declara la guerra al partido de Juan Guaidó y Leopoldo López

pedro garcía otero CARACAS / CORRESPONSAL

INTERNACIONAL

El presidente del Parlamento venezolano elegido en el 2020, Jorge Rodríguez, durante su comparecencia del martes
El presidente del Parlamento venezolano elegido en el 2020, Jorge Rodríguez, durante su comparecencia del martes

En Venezuela, Voluntad Popular está a punto de acabar con todos sus dirigentes presos y declarado terrorista por el tribunal supremo

15 jul 2021 . Actualizado a las 07:45 h.

Con las órdenes de detención contra Freddy Guevara, Emilio Graterón, Luis Somaza, Hasler Iglesias y Gilber Caro, todos dirigentes de Voluntad Popular (VP) el régimen de Nicolás Maduro parece intentar terminar definitivamente con el partido creado por Leopoldo López en el 2007 y al que el chavismo ha acusado repetidamente de tener una posición política vinculada con la violencia.

Guevara está desaparecido desde el lunes, a pesar de que este martes el presidente de la Asamblea Nacional electa en el 2020, que carece de reconocimiento de la comunidad internacional democrática, Jorge Rodríguez, aseguró que no está desaparecido, sino preso.

Contra Somaza, secretario de la «presidencia interina» de Juan Guaidó, se ejecutó un allanamiento en la residencia de sus padres; todos los denunciados por Rodríguez el martes -en una declaración en la que mezcló al Gobierno colombiano con el asesinato de Jovenel Moise en Haití, y con la acción de los delincuentes que hasta la semana pasada azotaban el sur de Caracas- se encuentran en la clandestinidad.